En un tono crítico sobre la extensión de la cuarentena por el coronavirus y su impacto sobre la economía de los comercios de proximidad, el intendente de Vicente López Jorge Macri aseguró que los locales “quedaron de rehén” de la situación y “hubo poca flexibilidad para reaccionar en función de lo que íbamos aprendiendo” sobre la enfermedad.

“Hay una lectura equivocada de qué son las cosas que contagian. De entrada lo que sentimos que había que hacer era guardarse. Fuimos aprendiendo de la enfermedad y siguieron funcionando solo las cosas esenciales y los supermercados vendiendo todo. Entonces el comercio de cercanía, de barrio, quedó de rehén” indicó Macri en diálogo con InfoBAN Radio.

“Hubo poca flexibilidad para reaccionar en función de lo que íbamos aprendiendo de la pandemia”.

“Yo empecé con una movida fuerte para explicar que desde el punto de vista epidemiológico es mucho más riesgoso un hipermercado” agregó, pero lamentó que “hubo poca flexibilidad para reaccionar en función de lo que íbamos aprendiendo”.

“La gente necesita que (los funcionarios) estemos analizando y cuestionando (lo hecho), y no quedarnos con lo que no funcionó y sigue desde hace 70 días” puntualizó.

“Para un comerciante chico, que está acostumbrado a pelearla, no solo está el impacto económico de estar cerrado, sino que tiene un efecto en la salud emocional, que es la tercera etapa a tener muy en cuenta en esta pandemia. Y tenemos que poner a la salud emocional en nuestra lista de tareas” agregó.

Futuro cercano y post pandemia

Desde que el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta anunció que iba a permitir la salida de personas para realizar actividad física al aire libre, Jorge Macri viene manifestando que no lo permitirá en su distrito.

“Todavía sigo en desacuerdo con que la gente salga a correr en Vicente López” sentenció en la entrevista radial, pero anticipó que “estamos trabajando en un plan que nos permita que no todo el mundo vaya a los lugares utilizados”.

“Mezclar familias con runners es riesgoso”

En ese sentido, indicó que “si tenemos 8 o 9 mil personas en el Paseo Costero, como teníamos en un día común, estamos asumiendo un riesgo innecesario” de contagio.

“Estamos trabajando en identificar zonas en el oeste y en el este (del distrito), que los fines de semana podamos cerrar al auto, para que la familia pueda utilizar para caminar o andar con un nene en bici y una zona para el deporte con otras reglas” adelantó el jefe comunal vicentelopense.

Se trata de un trabajo que realiza la Universidad de San Martín para la planificación de áreas en la ciudad que respondan a esas necesidades: “Mezclar esas dos realidades es riesgoso” postuló.

Asimismo, Jorge Macri señaló que también trabaja en “qué opciones les vamos a dar a la gastronomía para que pueda desarrollarse” en el marco de la pandemia.

“Una persona cada una determinada cantidad de metros cuadrados, a muchos les va a resultar insuficiente por el espacio de sus locales y la cantidad de cubiertos que les permitirá. Entonces empezar a trabajar en el afuera, para que la gastronomía también pueda tener actividad” indicó en referencia a un posible permiso de uso de las veredas.

“En los polideportivos se pueden definir áreas para que la gente pueda ir a hacer un picnic o tomar mate”.

Otro punto, que destacó el jefe comunal de Vicente López son “los polideportivos”, ahora cerrados.

“Su uso vamos a tener que repensarlo. Es muy poco probable que en poco tiempo podamos volver a deportes grupales como el fútbol, pero se pueden definir áreas para que la gente pueda ir a hacer un picnic o tomar mate. Con una reserva de lugar y con distancia hasta el otro área” adelantó.

“No podemos quedarnos en que por la pandemia el polideportivo está cerrado y la gente se quede encerrada en su casa” agregó.

Y concluyó: “El gobernante que no esté pensando en el post pandemia no está haciendo bien su trabajo”.