Con el Concejo Deliberante de Tigre de vuelta funcionando con su plantel de concejales completo, el presidente del cuerpo Segundo Cernadas señaló que “mi idea es tratar de tener un Concejo Deliberante más abierto y que trabaje muchísimo más junto a los vecinos”.

En diálogo con InfoBAN Radio adelantó que “estamos armando una página web donde se vean quiénes somos los concejales que muchas veces los vecinos no lo saben, cuáles son los proyectos que están presentados y que se puedan ver en vivo las sesiones”.

Luego de dos sesiones fallidas por la disputa interna en el Frente De Todos, asumió la concejalía Francisco Rosso de La Cámpora en reemplazo de la renunciada Florencia Mosqueda. La dirigente del Movimiento Evita Milca Sosa también pretendía la banca para mantener la paridad de género.

“Sabía que se venía un conflicto de intereses en cuanto Mosqueda renunció a la banca. Porque se podía plantear un pedido de paridad con el que estoy de acuerdo pero que en la provincia de Buenos Aires la ley dice que se respeta el orden de la lista” expresó.

Y agregó: “Ya de antemano todas las consultas que realicé con abogados y especialistas indicaron que debía asumir Rosso porque eso dice la ley”.

En ese sentido remarcó que “nosotros estamos a favor de la paridad y presenté un proyecto en el Concejo Deliberante para que se modifique la ley y que cada vez que haya un reemplazo se respete la paridad”.

“El proyecto también lo tomaron Noe Ruiz y Gabino Tapia para presentarlo en la Legislatura provincial. Tapia ya había presentado la modificación antes de que todo esto ocurriera en Tigre” adujo.

Consultado sobre la toma de tierras y el subsidio decidido por el gobernador Axel Kicillof para desalentarlas, Cernadas sentenció: “No se puede promover, premiar e incentivar a las personas a que toman tierras. Qué mensaje estamos bajando si se les da plata a los usurpadores”.

Finalmente sobre la cuarentena, Cernadas indicó que “estamos dentro de los países que más contagios y muertes por millón tienen en el mundo con una cuarentena que destrozó la economía, y que todavía los chicos no empezaron las clases presenciales”.

“Lo peor es que las escuelas están totalmente abandonadas y la plata que debería ir para los colegios la están gastando en otra cosa. Cuando el gobierno decida que hay que empezar las clases, las escuelas van a estar destruidas”, concluyó.