La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal consideró hoy que “no hay negociaciones ni acuerdos posibles” en el Congreso en relación al proyecto de reforma judicial enviado por el Poder Ejecutivo, que será debatido mañana en el Senado en el marco de una sesión especial.

“Nuestra posición sobre la reforma judicial fue muy sólida. No hay negociaciones ni acuerdos posibles. No vamos a negociar lo que creemos. No hay un solo dirigente de Juntos por el Cambio que crea que hay que dialogar sobre esta reforma. Están en juego valores fundamentales que defendemos”, sostuvo Vidal esta mañana.

La exgobernadora bonaerense de Juntos por el Cambio fue una de la oradoras en las jornadas organizadas por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), donde mantuvo un diálogo abierto con el periodista Joaquín Morales Solá.

En el marco de esa charla en la que habló de su presente y su futuro político, Vidal sostuvo: “No me resigno a decirles a los argentinos que tienen que esperar tres años para vivir mejor; tenemos que hacer todo lo que podamos para ayudar a este Gobierno, y que nos elijan porque somos mejores; no porque este Gobierno fracasó”.

También sostuvo que “llevamos 17 años de grieta y no estamos en un lugar mejor” y consideró que es “una muestra de esperanza” lo que llamó “el trípode” del manejo de la pandemia que conforman el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Asimismo, destacó que ve “en forma positiva a una sociedad movilizada, que le pone límites a la política”, en referencia a la marcha del #17A y otras anteriores.

En otro tramo del diálogo, la dirigente de Juntos por el Cambio criticó la política exterior, al considerar que no se puede tener una relación con el Mercosur “de acuerdo a las ideologías de los presidentes”.

También se refirió a la equidad y dijo que “hay que definir una misma línea de largada para todos, pero también premiar a los que más se esfuerzan”.

Cuando fue consultada sobre si se consideraba una dirigente ‘blanda’ frente a otros más ‘duros’ de su espacio, Vidal respondió: “Que me califiquen de blanda me sorprende, es un lugar poco recorrido por mí”. Vidal resaltó la unidad en JXC al señalar que van a “llegar unidos” y dijo que están “creciendo, reflexionando, mejorando y dando debates internos” que los van a “hacer mejores”.

En el mismo sentido, la ex gobernadora señaló que “para decir lo que uno piensa no hace falta gritar” y JxC “tiene un desafío que viene ganando todos los días, que es la unidad”.

“Tenemos el desafío de construir una nueva mayoría, con una autocrítica seria, profunda, decirle a la sociedad que escuchamos, y estamos juntos, y volver a pedirles otra oportunidad (en 2023). Al día siguiente (de ganar) hay que representar al 100 por ciento de los argentinos”, aseveró en clave electoral.

Finalmente, ante la pregunta de si será candidata en las elecciones legislativas del año próximo, dijo: “Veremos qué es lo mejor para Juntos por el Cambio”.

“Por encima de cualquier especulación, mi decisión tendrá que ver con lo que sea mejor para la Argentina y para mi espacio político”, completó, pero se negó a definir si trabajará por la provincia de Buenos Aires o la Capital.

“Es una pregunta muy difícil, viví la mitad de mi vida en la Ciudad y la otra mitad en la provincia”, argumentó.