Una mañana convulsionada tuvo lugar en el Honorable Concejo Deliberante de Tigre (HCD). La sesión del día proponía el tratamiento del polémico proyecto impulsado por el Presidente del cuerpo, Segundo Cernadas, para eliminar los pases a planta permanente de algunos trabajadores municipales.

Alrededor de 500 trabajadores se apersonaron en la puerta del HCD para presionar la negativa a dicho proyecto. Pasadas las 11:30 de la mañana la sesión se daba por terminada por falta de quorum.

Los concejales de Juntos por el Cambio fueron los únicos que tomaron posición en sus bancas. En el edificio estaba la concejal de Kolina, Florencia Mosqueda, y la esposa del jefe comunal, Gisela Zamora. No hubo presencia dentro ni fuera del lugar de ningún edil con signo “massista”.

En dialogo con la prensa Cernadas explicó que “el proyecto es una discusión que venimos llevando hace tiempo. Queremos que el empleado de Tigre sea respetado y cuidado, pero vemos que el municipio está contratando cientos de personas sin ninguna preparación o concurso. No podemos llevar a la planta permanente a personas que no tengan mérito ni antigüedad”.

“Estas personas muchas veces terminan siendo punteros políticos. No podemos tener médicos ganando un sueldo de miseria cuando contratamos políticos de por vida. Es una vergüenza” agregó.

Recordemos que este proyecto de ordenanza fue presentado en Diciembre en medio de un paquete que incluía el actual presupuesto. Sin embargo el intendente vetó el proyecto que había tenido su aprobación en el HCD.

“No tengo la respuesta del porque no se presentó el oficialismo. Si se presentaran ganarían la votación. Es otra muestra de que tienen ideas contrapuestas” expresó Cernadas.

Un sindicalista municipal sentenció: “Este muchacho no vive en Tigre. No conoce a los municipales ni la clase de trabajadores que somos. Que se vuelva a San Isidro y que nos deje trabajar tranquilos”

“Están desconociendo el Convenio Colectivo de Trabajo por el cual venimos luchando hace más de 25 años. Tenemos que estar todos juntos para evitar este atropello a los trabajadores” apuntó el gremialista.

Esta convocatoria unió a los dos sindicatos de trabajadores municipales (ATRAMUTI, STMT) y contó con la presencia y adhesión de muchos otros de la región (CGT Zona Norte, Camioneros, MPS, entre otros).

Luego de la fallida sesión, Gisela Zamora, habló con los manifestantes y les informó: “Hoy no tuvimos los concejales que necesitamos para dar el quorum. El proyecto de Cambiemos tiene que ver con el ajuste y lamentablemente hoy no pudimos resolver el tema. El proyecto sigue vigente y estando en la orden del día. Por eso es fundamental que todos los concejales del Frente de Todos ocupen sus bancas.”

“Esto es fácil, se resuelve con los concejales del FdT en sus bancas. Nosotros vamos a estar del lado del trabajador como lo estuvimos siempre” concluyó la concejal tirando un claro mensaje hacia adentro para resolver el conflicto.