La ministra de Gobierno bonaerense Teresa García aseguró que decisiones de intendentes de realizar aperturas inconsultas va “en contra de las decisiones epidemiológicas” que se toman desde nación y provincia.

En declaraciones formuladas a radio Provincia, la funcionaria se refirió en especial a la decisión del intendente radical de Tandil Miguel Lunghi, quien anunció que mediante un decreto implementará criterios propios para habilitar actividades en ese municipio.

“Hay distritos que tomaron decisiones propias, como Tandil que se desacopló de las decisiones de la provincia y de nación sin mirar que no es una ciudad amurallada, sino que pertenece a una región y a una provincia”, señaló García.

“Hace 15 días Tandil no tenía casos y hoy tiene 200”, remarcó y planteó su deseo “de que el virus no siga circulando” pero estimó que si ello ocurriera “el único responsable será Lunghi”.

Asimismo, García señaló que “a lo largo del fin de semana se vio en varios distritos una suerte de liberación” y puso como ejemplo a San Isidro, distrito del que es oriunda y vecina, “donde abrieron bares y restaurantes, contrariando decisiones epidemiológicas”.

“En algunas jurisdicciones se incita a que la gente salga, consuma, se agolpe y esté en la calle. Esta modalidad de calles completas en bares o marchas genera más contagios”, puntualizó.

En ese sentido, pidió que prime “la cuestión sanitaria y no la política” porque todos hacen “un enorme esfuerzo, desagradable y que nos cansa, pero que evita consecuencias indeseadas”.