El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, dialogó con la prensa una vez inaugurada la estación de trenes de Villa Adelina.

Consultado por el aumento de los casos respondió: “Vemos la situación con mucha preocupación. Sinceramente no esperábamos un rebrote para estas fechas. El sentido común dice que el 2020 arrancó sin circulación comunitaria y este 2021 es totalmente lo contrario. Este aumento es producto del desmadre de las relaciones sociales, sobre todo en los jóvenes”.

En ese sentido agregó que “en San Isidro tuvimos una baja de casos la semana pasada pero ya volvió a subir. Toda la especulación a la baja se pierde en un marco de aumentos generalizados en toda la provincia. Queremos trasmitirles a los jóvenes nuestra preocupación. Sabemos que se sienten de fierro, que seguramente no corran un riesgo fuerte por la enfermedad. Pero son transmisores y eso es lo que preocupa”.