Martin Sabbatella

El presidente de ACUMAR Martín Sabbatella aseguró que si bien “es de una gravedad política e institucional tremenda” el presunto espionaje ilegal ocurrido durante el gobierno de Mauricio Macri contra dirigentes políticos opositores y oficialistas, “también es grave que tampoco nos sorprendamos”.

“Vivimos 4 años en un contexto de absoluta persecusión y hostigamiento”

El presidente del partido Nuevo Encuentro, cuya primera plana era presuntamente espiada, explicó que “más allá de que no había pruebas, lo sentíamos, que eso sucedía”.

En diálogo con InfoBAN Radio, Sabbatella remarcó que “vivimos 4 años en un contexto de absoluta persecusión y hostigamiento, noticias falsas, guerra judicial, de ministros que decían que había que extirpar la grasa militante”.

El ex intendente de Morón agregó que ahora “la Justicia tendrá que actuar a fondo” pero expresó su convicción de que “(el ex presidente Mauricio) Macri estaba a la cabeza de esta operación mafiosa”.

“Estos personajes oscuros hicieron todo eso hablando de que venían a mejorar la calidad institucional y republicana”

Y agregó: “Esto fue un cóctel que degrada la democracia y lesiona la institucionalidad, en el marco del saqueo a la Argentina, de fugar millones de dólares a paraísos fiscales, hacer un decreto para que familiares puedan blanquear plata que no se sabe de dónde salió”.

Según Sabbatella, la familia del ex presidente “tiene historia de contrabando de autopartes, de entrar a la dictadura con una cantidad de empresas y salir con muchísimas más, y yo fui presidente de la comisión investigadora que destituyó a (el por entonces intendente de Morón Juan Carlos) Rousselot por la estafa en el plan cloacal cuya pata empresarial era Mauricio Macri en persona”.

Finalmente, Sabbatella afirmó que “por suerte esa tragedia que significó para la Argentina, duró solamente cuatro años” y recalcó que “estos personajes oscuros hicieron todo eso hablando de que venían a mejorar la calidad institucional y republicana” .