El intendente de San Isidro Gustavo Posse marcó su preocupación por el momento que atraviesa la industria hípica al no poder llevar adelante su principal fuente de ingresos que son las carreras.

“Necesitamos que en la provincia de Buenos Aires vuelva a funcionar la industria hípica, porque es la quinta más importante a nivel mundial, y fuente de miles de trabajos y mano de obra que no puede ser reemplazada. Desde ya que con los protocolos necesarios y los cuidados del caso”, sostuvo Posse en declaraciones radiales.

La competencia, cuyos premios se destinan a solventar la actividad, es el único eslabón de la cadena del sector que no fue habilitada.

Y agregó: “Se puede hacer cuarentena y vida económica aceptable. Hay que trabajar, hay que mover la economía, pero con todas las prevenciones necesarias”.

Posse remarcó que “si se cumplen los protocolos, no va a haber contagiados de covid-19 en las industrias y comercios que se habiliten a funcionar”.

“No hay que tener miedo, pero sí nos tenemos que cuidar. Hay que tratar de que la vida no se detenga, pero sin dar ventaja al virus”, destacó.

También afirmó que en San Isidro no hay circulación comunitaria del nuevo coronavirus, a pesar de haber sido el distrito bonaerense con más casos en el primer tramo de la cuarentena producto del arribo de más de 6 mil vecinos que habían viajado a Europa y Estados Unidos, y habían regresado, en algunos casos, infectados.

“Los sanisidrenses cumplen el aislamiento y eso es importante destacarlo. Estamos cuidando especialmente los barrios vulnerables con asistencia y elaboración de diagnósticos. En los primeros dos días del operativo Detectar en el Barrio La Cava ni siquiera hubo necesidad de hacer hisopados”, concluyó Posse.