Martín Lanatta, uno de los condenados por el Triple Crimen de la efedrina, ocurrido en 2008 en General Rodríguez, anticipó que con su equipo de abogados van a presentar la nulidad de esa causa ya que “se probó que el móvil fue una venganza de mexicanos”.

“Vamos a presentar la nulidad porque el móvil del crimen, que se probó en la órbita federal, fue una venganza de mexicanos. Nosotros fuimos a un juicio donde se decía que había sido por la competencia del negocio de la efedrina y ninguna de las partes que investigó la jueza (María) Servini me conecta con el móvil ni mucho menos con la autoría intelectual”, explicó Lanatta.

Lanatta, su hermano Cristian, Víctor y Marcelo Schillaci fueron condenados a prisión perpetua por el triple homicidio de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopldo Bina, quienes aparecieron asesinados el 13 de agosto de 2008.

Además, aseguró que el resto de las causas que afrontaron, todas relacionadas a la triple fuga protagonizada entre fines de 2015 y principios de 2016, y que tuvo como escenarios a las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, se caerán si se prueba la supuesta inocencia queTrvan a reclamar con el pedido de nulidad.

“Si no hubiésemos estado mal condenados, jamás hubiese existido una evasión –de la cárcel de General Alvear- sin la complicidad del poder político y del Servicio Penitenciario y tampoco se podría haber producido la fuga donde termino acumulando causas”, indicó el condenado desde la cárcel de Ezeiza al programa “Sala de Situación”, que se emite por AM Con Vos (AM 1420).

Por otra parte, y en relación a los años que permaneció preso hasta ahora junto a su hermano y sus amigos, indicó: “Son once años de lucha, que no es poco. Se te va la vida peleando por algo que no hiciste. Siempre peleamos porque las cosas salgan a la luz y poder demostrar la inocencia de los cuatro.

Pero todo eso nos llevó a defender la vida a cualquier costo, hasta con arma en mano”.

“Lo mío no fue fácil eh, yo estuve dos días colgado en Sierra Chica, esposado en un techo. A mí que no me la vengan a contar la del módulo 6 -en el cual estuvo detenido el ex vicepresidente Amado Boudou-, de los presos ´K´ y ninguna mariconeada. Nosotros peleamos día a día por salvaguardar nuestras vidas, entonces ahí es donde tienen que evaluar quien es la verdadera víctima de toda esta película”, culminó.