En tiempos de pandemia, el Municipio facilita el ejercicio de una actividad fundamental para los trámites de la ciudadanía.

El Municipio de San Isidro habilitó la utilización de la firma digital para facilitar el ejercicio de los escribanos. Además, aquellos que ya la tenían pueden renovarla sin necesidad de trasladarse hacia La Plata.

Teniendo en cuenta el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el avance de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires, esta decisión permite remontar la fuerte caída de una actividad que se vio afectada por el coronavirus.

La utilización de la firma digital ayuda a que los escribanos puedan ejercer su trabajo, fundamental para continuar muchos trámites que la ciudadanía necesita, evitando el contacto entre las personas, con ahorro de costos, más rapidez en el tráfico comercial y mayor seguridad.

“Decenas de escribanos ya se beneficiaron por esta medida que favorece el desarrollo de su profesión en un momento atípico y difícil para todos”, indicó María Rosa García Minuzzi, secretaria Legal y Técnica del Municipio.

Y explicó que la firma digital conlleva una clave encriptada que asegura la autenticidad del escribano e imposibilita que sea manipulada.

Ignacio Salvucci, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, remarcó: “Cuando se desató la pandemia tuvimos una gran caída en la actividad. Agradecemos a San Isidro su predisposición y destaco mucho el hecho de que la renovación de la certificación de las firmas digitales también se pueda hacer en este distrito. De esta forma se evita el traslado de muchos escribanos hacia La Plata”.

“Sin dudas que esto significa un gran beneficio para nosotros y toda la comunidad que necesita seguir con sus trámites”, concluyó Santiago Vasallo, presidente de la Delegación de San Isidro del Colegio de Escribanos.

Los interesados en obtener o renovar la firma digital se deben comunicar con el área de Despacho y Legalización al 4512-3017.