San Tonino S.A., sociedad radicada en CABA, en el año 2011, compró un campo en la localidad de San Carlos, departamento de Pareditas, provincia de Mendoza con Angelo Calcaterra a la vanguardia de este proyecto.

“Inicialmente, apostamos por un terreno que no tenía luz eléctrica ni contaba con agua para riego, afirma el CEO de San Tonino S.A. y agrega “el entusiasmo llegó cuando confirmaron que el hallazgo de agua subterránea”.

El primer proyecto fue la producción de papa industrial, bajo riego por pivot, y luego llegará el proyecto de engorde intensivo a corral (feedlot) en tierra mendocina.

Hasta aquí dos eran los desafíos, sobre todo, para el crecimiento de la región del Valle de Uco en la provincia antedicha. Un tercero se vislumbró, a partir de una serie de análisis técnico-económicos que fueron realizados durante los años 2017 y 2018, para evaluar la prefactibilidad de desarrollar un parque solar en este terreno y así contribuir con la sustitución de combustibles fósiles por energías alternativas. Actualmente, se está recabando información relevante y analizando distintas alternativas para la comercialización de la energía y, en esta línea, estimar los fondos necesarios para la primera instancia de desarrollo del parque solar.

“Hay un potencial significativo para el desarrollo de un parque solar fotovoltaico en el sitio preseleccionado, cuenta Calcaterra y detalla por qué. Los principales motivos son que la irradiación media anual estimada es muy competitiva: la zona con mayor irradiación en Argentina se encuentra en la provincia de Jujuy, con valores que rondan los 2.200 hectáreas, además, tiene accesibilidad, al ser el sitio lindero a una ruta nacional. Las líneas de transmisión que enmarcan el sitio reducen la necesidad de inversión para la interconexión y, en cuanto al uso del suelo, hay una buena relación con los propietarios del terreno. “Tenemos las ganas y la expectativa de lograr acuerdos comercialmente atractivos para ambas partes”, concluye Calcaterra.