Las densas columnas y olor del humo de los incendios que persisten y ya abarcan regiones de cuatro provincias –Entre Ríos, Buenos Aires, San Luis y Catamarca- tienen por estas horas una amplia cobertura por su llegada al área metropolitana de Buenos Aires.

Las teorías sobre su origen –acertadas o no- consumen ríos de tinta mientras el fuego hace lo propio con miles de hectáreas. Se calcula que desde el inicio de los focos ígneos en el Delta ya se quemaron más de 25 mil frente a Rosario.

Mientras, el fuego se acerca al Gran Buenos Aires y en el preámbulo del fin de semana el olor y el humo se apoderó nuevamente de la zona más densamente poblada de la Argentina. Los últimos reportes daban cuenta del humo cubriendo la ciudad de San Pedro, mientras que desde el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, un área natural protegida ubicada en el partido de Campana, se informó que este viernes el primer foco se inició ayer al medio día entre el canal Santa María y el río Luján.

El fuego afecta al Parque Nacional Ciervo de los Pantanos (Imagen @pnciervodelospantanos)

“Debido a las fuertes ráfagas y la rotación del viento, el fuego se expande rápidamente provocando nuevos focos” que eran combatidos por brigadistas y guardaparques del propio parque nacional, además del apoyo de Bomberos Voluntarios y Defensa Civil de Campana, Escobar y Zárate, Prefectura de Campana y Escobar y el Servicio Nacional de Manejo del Fuego que se encuentra operando con un helicóptero con helibalde.

InfoBAN accedió al testimonio de un productor de la región, que aportó un nuevo enfoque que se suma al origen multicausal de la nueva tragedia ambiental en el Delta: la inseguridad, que al igual que el fuego azota y acecha.

En los campos es habitual que se encuentren con gente que ingresa armada a cazar, a pescar o directamente a carnear ganado. La mayoría de las veces encuentran sólo sus rastros, o los restos de animales silvestres cazados o ganado que matan para robar la carne. Otras se los cruzan repentinamente y son amenazados.  Pero lo peor es cuando por irresponsabilidad inician focos ígneos que pueden destruir la producción de años, ya que muchos de los campos combinan producción ganadera con forestal.

Este es un padecimiento extendido entre los productores, que aseguran que no es fácil denunciar ya que al poco tiempo las mismas personas pueden volver, amados, y con intención de hacer más daño, para tomar represalias, en zonas donde los escasos recursos y en otros casos la connivencia hacen que la labor de las fuerzas de seguridad resulte insuficiente.

El reclamo es que se realicen controles preventivos y permanentes, y no sólo ahora que los incendios hacen visible a la zona del Delta, ya que sostienen que la inseguridad rural es un problema con el que conviven todos los días. "Con la inseguridad sumado al riesgo del fuego, se retiran los buenos y quedan sólo los malos" plantean, aludiendo no sólo a quienes ingresan a robar, sino también a quienes sin experiencia en la producción inician emprendimientos sin los conocimientos básicos ni la intención de invertir.

El fuego persiste en el Delta del Paraná

En las últimas horas el humo cubrió vastas zonas de los distritos de Campana, Escobar, Tigre, San Fernando, San Isidro y Vicente López, llegando incluso a la Ciudad de Buenos Aires.

Cuatro provincias registraban hoy focos activos de incendios forestales, entre las cuales se encuentran Entre Ríos y Buenos Aires donde desde hace semanas los equipos de bomberos combaten las llamas que afectan a las islas del delta del río Paraná, informó el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

Hay incendios en las localidades bonaerenses Zárate (Atucha); Baradero (Gaucho, Gaucho viejo, Baradero), Talabera Irigoyen y Casita Nueva, San Fernando y Otamendi (Campana).

Asimismo, el informe del SNMF detalló que en Entre Ríos también fue contenido el incendio que afectaba a parte de Gualeguay, mientras se mantienen activos los focos que afectan a El Cuadro, Ybicuy, Falso Alsina, Islas, Dormilon y Savio (en Gualeguay) y Laguna chata, Barrancoso y Negro (en Victoria).

El organismo dependiente del Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible, detalló que para combatir los incendios en las islas del delta del río Paraná se montó una base de Operaciones en la localidad de San Pedro donde se encuentra en funciones el Camión Comando de Emergencia (COE).

En el marco del operativo para las tareas de los brigadistas se desplegaron tres aviones hidrantes; tres helicópteros con helibalde y un avión observador (del SNMF), dos helicópteros para traslado de personal pertenecientes al Ministerio de Defensa, un helicóptero perteneciente a la provincia de Buenos Aires y una embarcación de Parques Nacionales.