Después del inicio de la cuarentena allá por mayo, el padre Pepe Di Paola había alertado sobre la situación en las villas comparándola con 2001. Un par de meses después mantiene que “la gente no tiene changas que es lo que aporta económicamente en las villas, porque son muy pocos los que tienen sueldos y está agravado por la situación de no poder salir”.

En diálogo con InfoBAN Radio también afirmó que “se sabe que las medidas son para cuidar aunque hay nerviosismo por no tener dinero”.

En ese sentido, marcó que “fue muy buena la medida del IFE” aunque “hubo muchos que no lo recibieron”.

“A diferencia del 2001 ahora también tenemos la Asignación Universal. Esperemos que haya una ayuda muy fuerte, cuando se retome el curso normal” completó.

Por ello calificó a los reclamos anticuarentena como “absurdos”.

“Cuando se toma un camino hay que ayudar. Vemos que en países que tomaron otro diferente, es la muerte”.

Y adujo: “Cuando se toma un camino hay que ayudar. Nosotros al empezar la cuarentena abrimos las capillas e hicimos comedores y abrimos las puertas para que el Estado prestara asistencia a la gente”.

“Vemos también lo que pasa en otros países que toman un camino diferente y es la muerte. No es ese el camino que queremos. Una villa con la política de (Jair) Bolsonaro, tendríamos muchísimos muertos que lamentar” agregó.

Sobre el trabajo que ha venido realizando, Di Paola remarcó que se reparten 3000 viandas diariamente, cuando previo a la pandemia no llegaban a 200. “Se cocina en seis capillas y los comedores funcionan todos los días con voluntarios con la colaboración del Ejército. Se reparte comida en viandas y a la gente mayor se le lleva a su casa con las camionetas del Ejército” explicó.

El cura también señaló que “en las aulas tenemos camas para los que deban hacer cuarentenas y no puedan en sus casas por la situación habitacional.  Y con ayuda pusimos además dos casas, una para ancianos y otra para personas en situación de calle, que eran propicios a agarrarse el virus”.

 

Para colaborar con el trabajo que realiza el Padre Pepe se puede entrar en la página http://www.obrapadrepepe.org/ . Muchas personas han colaborado, incluido el técnico de River Marcelo Gallardo quien donó su saco y a través de una subasta lograron recaudar 200 mil pesos que “tradujimos en carne para dar una comida mejor a la gente. Mucha gente se acerca con alguna donación” concluyó Pepe.