Una fiscal de Morón pidió la prisión preventiva para dos acusados del crimen de Jeremías Montenuevo, quien fue asesinado en agosto pasado, cuando le robaron la moto en la localidad de Agustín Ferrari, partido de Merlo, informaron hoy fuentes policiales.

El pedido fue realizado por la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Morón, al juez de Garantías 1 de ese distrito, Alejandro Lagos.

Además, le requirió la misma medida para un tercer detenido en el marco de la misma causa, aunque no por el crimen sino por un hecho de robo que se le atribuye haber cometido con ellos.

Por el crimen de Montenuevo, están detenidos Matías Nahuel Ramírez y Cristian Antuel Larrondo, alias “Kily”, ambos de 19 años.

A Larrondo, el presunto tirador, la fiscal lo acusa de tres hechos de robo agravado por el uso de arma de fuego y homicidio criminis causae, es decir cometido para ocultar otro delito, en este caso, el robo.

A Ramírez, en tanto, lo acusa del homicidio criminis causae de Montenuevo y dos hechos de robo agravado, por lo que de ser hallado culpable en un juicio podría ser condenado a prisión perpetua, al igual que su cómplice.

En tanto, para el tercer detenido, Lucas Elián Silvero (19), la fiscal pidió la prisión preventiva por un robo a una remisería de la localidad de Mariano Acosta, que presuntamente cometió con otros de los integrantes de la denominada banda del “Gol negro”, en referencia al auto Volkswagen en la que se movilizaba para cometer los hechos.

En el marco de la causa, la fiscal y efectivos de la DDI de Morón buscan a un restante delincuente que participó del robo y crimen de Montenuevo, cometido la madrugada del 7 de agosto en el cruce de Los Alelíes y Las Begonias, en jurisdicción de Agustín Ferrari, Merlo.

De acuerdo a la pesquisa, el hecho ocurrió cuando Montenuevo, iba a bordo de una moto Honda LXR a comprar una gaseosa y fue interceptado con fines de robo por delincuentes armados que se desplazaban en un Volkswagen Gol.

Según las fuentes, el joven se resistió y recibió un disparo que ingresó por la espalda, tras lo cual cayó al piso gravemente herido.

Uno de los delincuentes le robó la moto y el otro escapó en el auto, mientras que la víctima fue trasladada de urgencia al hospital Héroes de Malvinas de Merlo, donde fue operado y murió a raíz de las lesiones sufridas.