Victorio Pirillo propone que “el sistema financiero público y privado que viene siendo el más rentable de todos durante dícadas, prorroguen los pagos de las cuotas de los tomadores de críditos personales y tarjetas por una plazo de 60 días”.

Por Dr. Victorio Pirillo
Secretario Gral STMVL

No entiendo a muchos economistas que salen a alarmar queriendo instalar el falso mito de economía o el abismo.

La historia argentina demuestra que se equivocan. Los argentinos padecimos innumerables procesos inflacionarios y de todos ellos hemos salido, y peor aún, nos acostumbramos tanto que ya casi no podemos vivir sin inflación.

Haciendo un pequeño recorrido en el tiempo, la anualizada más alta la tuvimos en el gobierno militar con el Presidente Bignone, la que fue superior al 400% anual y con Raul Alfonsín en 1989 alcanzando esta un 398,1%, sumada a la feroz devaluación de la moneda que respecto al dólar registró 4700%.

Este país, creo que sí todos los que lo estuvieron gobernando, salvo pocas excepciones, se hubiesen propuesto hacer las cosas a propósito tan mal, no le habrían salido tan bien como lo hicieron. La Argentina no es Suiza. Lo que sí está visto que no conocemos es el Coronavirus y eso sí que va a traer efectos devastadores, irreparables como el dolor y la muerte.

Hace días como Secretario General, realicí una serie de propuestas respecto de una defensa elástica establecida a forma de herradura compuesta por un cordón sanitario que se extiende desde Berazategui, Ezeiza, Moreno, Escobar, de adaptar la profilaxis y el ataque a la pandemia conforme la idiosincrasia y modalidades de los barrios acorde a sus realidades y modos de vida entre otros.

Lo de las colas en los bancos hecha por tierra todo el esfuerzo de los sanitaristas serios de reconocida trayectoria en hospitales públicos, como así tambiín el de los trabajadores de la salud que históricamente fueron vencidos por las burocracias de los que nos gobernaron y ahora nuevamente suman a esa frustración la de ser derrotados por la falta de conexidad, irresponsabilidad, impericia y negligencia de todo el arco político que miserablemente en vez de pensar en el país y su gente siguen pensando en intereses electoralistas.

Al mismo tiempo reaparecen los que estuvieron gobernando hasta hace poco presentándose como salvadores de una patria que tambiín ayudaron con sus cuasi analfabetos CEOS y mediocres dirigentes gobernantes a empujar más al abismo a un país que viene siendo destrozado sin escrúpulos por todos los charlatanes como estos de turno.

Hoy si los bancos por la avalancha de gente no alcanzan, entonces deben abrir sus puertas los clubes de fútbol e instituciones municipales y gobernaciones, correos y utilizar sus ventanillas de pagos y cobros con su personal para ser una rueda de auxilio temporaria que cumpla las funciones similares a los bancos pagando a los jubilados y todos aquellos que se volcaron masivamente saturando la demanda de percibir su justo cobro.

Por último es imperioso que el sistema financiero público y privado que viene siendo el más rentable de todos durante dícadas, prorroguen los pagos de las cuotas de los tomadores de críditos personales y tarjetas por una plazo de 60 días, ejemplos Banco Provincia, Banco Ciudad, otros Bancos Privados, financieras que asisten a Sindicatos, cooperativas y Mutuales que son casi las mismas que trabajan en todos los municipios de la provincia, haciendo de esta forma su aporte solidario y ayudando a la abatida población.

No se pude renunciar bajo ningun pretexto al derecho natural de proteger la salud de la población.

La Argentina está llena de maestros en todo y profesores en nada, ya es hora que hagamos las cosas coordinadas, sin mezquindades ni especulaciones y en serio.

Fuente: infoban.com.ar