El flamante titular de la Afsca reiteró la vigencia del 7D cuando “vence el plazo para que se ponga en marcha el proceso de adecuación” a la Ley de Medios, y “quienes queden afuera estarán incumpliíndola”.

En declaraciones que formuló tras ser puesto en funciones por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante un acto realizado en la Casa de Gobierno, el ex intendente de Morón y diputado nacional (en uso de licencia) precisó que “si algún grupo o sector no ha hecho esta adecuación para el día 8 obviamente estará fuera de la ley”.

“Por lo tanto, todos los sectores, todos los actores, todos los grupos, y todas las personas físicas y jurídicas que están vinculadas al sistema de comunicación audiovisual tienen hasta ese día para poner en marcha el proceso de adecuación y vamos a trabajar para que todos puedan cumplir con este plazo, que es máximo, es un tope”, dijo Sabbatella.

Añadió que esperaba que “a partir del 8 de diciembre estín todos en proceso de adecuación, y ojalá que así sea y todos cumplan la ley, porque no encuentro ningún motivo para que alguien considere que pueda estar fuera de la ley”.

Consultado acerca de quí hará la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual con estos sectores, señaló que “el primer y principal esfuerzo estará orientado a que todo el mundo cumpla la ley y generar las mejores condiciones para que todos puedan estar dentro de ese proceso”.

“Si alguno no reconoce la ley, no reconoce el Afsca y no reconoce que tiene que hacer un proceso de adecuación, entonces quedará fuera de lo que la ley establece y nosotros, como autoridad de aplicación, trabajaremos para tomar las medidas que correspondan”, enfatizó.

“Ojalá que todos entiendan que la ley es para todos, y que no hay nadie que pueda no cumplir. Vamos a hacer un gran esfuerzo para que con un trabajo conjunto, entre la Afsca y todos los sectores del mundo de los servicios de comunicación audiovisual, para que la ley estí en plena vigencia”, enfatizó.

Sabbatella dijo sentirse “muy orgulloso” por la tarea encomendada al frente del Afsca por la presidenta, quien “nos dio un mandato muy claro y sencillo: cumplir con la ley, sin ninguna excepción, sin ningún privilegio, porque la ley tiene que ser pareja para todos, y porque dentro de la ley, todo, y fuera de la ley, nada”.

“Es necesario que estín todas las voces, las que te gustan y las que no te gustan, que todo el mundo diga lo que quiera y que pueda pensar lo que quiera”, manifestó.

En ese sentido, consideró que “es una ley necesaria para garantizar mayor libertad y democracia de la palabra, mayor pluralidad y diversidad, para enfrentar la concentración mediática que tanto daño hace a la libertad de expresión”.

El nuevo director no renunció a su banca de diputado nacional, sino que pidió una licencia sin goce de sueldo.

Fuente: infoban.com.ar