Ocurrió en la inauguración de una nueva senda peatonal y aeróbica en el barrio Aviación de Don Torcuato. Familiares de Omar Leiva reclaman que pongan a disposición las cámaras de seguridad para poder tener certezas sobre su desaparición.

Un grupo de familiares de Omar Leiva, el comerciante de Don Torcuato que desapareció el lunes 16 de noviembre y fue hallado sin vida 2 días después, se acercaron ayer al acto de inauguración de un nuevo espacio público en esa localidad, para hacer reclamos al intendente de Tigre Julio Zamora.

El cuerpo de Omar Leiva, de 60 años, dueño de una rotisería en el barrio Aviación de Don Torcuato, apareció en el río en la zona de Tigre Centro, tras varios días de búsqueda, movilizaciones y reclamos por parte de su familia y vecinos.

Leiva fue visto por última vez en su local el lunes previo a la aparición de su cuerpo sin vida, donde encontraron su bicicleta y su teléfono celular cargándose. Esos indicios y los resultados de la autopsia indican que el comerciante se habría quitado la vida.

No obstante la familia solicitó que se permitiera el acceso a las cámaras de seguridad con las que cuenta el municipio para permitir reconstruir los últimos movimientos. Si bien interviene la justicia, que tiene la potestad sobre la investigación del hecho y el control sobre las pruebas existentes. Los mecanismos de contención a la familia tampoco funcionaron.

Ayer, a casi de 40 días del suceso, decidieron buscar respuestas y luego de la inauguración de la nueva senda peatonal intentaron acercarse al intendente Julio Zamora y se vivieron momentos de tensión y empujones.

“Desde un primer momento nos bloquearon el acceso al intendente, nos borraron nuestros reclamos en las redes sociales, porque nadie nos dio información y nosotros creemos que a Omar no lo buscaron” indicó Sara, la viuda de Omar, a InfoBAN.

Desde el municipio informaron que hoy los familiares fueron recibidos por autoridades del área de seguridad y que “se los escuchó como corresponde y se atendieron sus reclamos.”

Si bien el malestar en el barrio era conocido por los referentes de la zona y los funcionarios municipales, no se habría convocado presencia policial por lo cual en un primer momento Zamora tuvo que ser protegido por un cordón de empleados del municipio y bomberos voluntarios, que habían concurrido para recibir un reconocimiento por su accionar en un reciente incendio de magnitud.

Fueron más de 15 minutos de gritos y empujones hasta que el jefe comunal accedió a hablar con una familiar de Leiva en medio del tumulto. Según contaron quienes observaron el escándalo que se produjo en la última inauguración del año, las respuestas de Zamora lejos de calmar la situación habrían agitado los ánimos.

“Fuimos sólo los familiares, nadie más, de manera pacífica y siempre con corrección, pero el intendente a la nuera de Omar la trató de ‘cachivache’” sostuvo la viuda del comerciante.

Desde la desaparición, los familiares denunciaron que la Policía y el municipio “no lo buscaron” y la negativa a entregar las cámaras de seguridad. Por ello organizaron una movilización en Ruta 202 y Panamericana, en las primeras 24 horas. Más tarde cuando el cuerpo fue encontrado sin vida en un curso de agua, aseguraron que fue producto de la declaración de un testigo hallado por el aporte de la comunidad a la que habían convocado.

“En la reunión de hoy realmente no logramos nada, nos dicen una cosa y luego otra, la fiscalía nos dice que el municipio es el que no entregó las cámaras, por lo cual seguimos convencidos que a Omar no lo buscaron” lamentó Sara.