La medida no afecta a los vuelos que operan normalmente.

Los aeronavegantes realizaban esta mañana una protesta en el Aeroparque de esta capital, que no afectaba a los vuelos programados, y con el fin de ser “escuchados” por el gobierno.

“Se trata de un conflicto que estamos teniendo por las políticas aerocomerciales. Todas las empresas tienen problemas, por lo cual no es un conflicto con una compañía. Buscamos diálogo con el Gobierno, pero no nos escucha”, sostuvo la secretaria adjunta de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, Daniela Pantalones.

La dirigente dijo a la prensa que “es imposible para cualquier compañía argentina, por el momento financiero que viven, mantener el piso de la operación. Es que no se puede sacar un avión con una tarifa más barata que un kilo de carne”.

Fuente: infoban.com.ar