“No hay que enloquecer a la gente con discusiones que distraen del problema central que es el combate del coronavirus”, afirmó Kicillof e insistió con el pedido de “no politizar la pandemia”.

Al anunciar las medidas que regirán en territorio bonaerense, el gobernador confirmó que su administración va a “cumplir a rajatabla” el decreto (DNU) del presidente Alberto Fernández y que las restricciones a la circulación regirá en 126 municipios de los 135 que hay en la Provincia.

“La provincia de Buenos Aires, como hemos hecho durante toda la pandemia, respeta y cumple las leyes y un DNU tiene valor de ley. Se va a cumplir a rajatabla esta serie de limitaciones y medidas de cuidado”, afirmó Kicillof.

El gobernador indicó que Buenos Aires tiene un “sistema de fases que durante esta semana va a ser suspendido pero puesto en equivalencia con el DNU” y remarcó: “Todos los municipios de alto riesgo o alarma epidemiológica en fase 2 y en fase 3 pasan a estar bajo estas medidas. Se trata de 126 municipios de los 135 municipios”.

Además, puso de relieve que “se ha podido observar que hoy en Argentina, particularmente en la región del AMBA, se encuentran tremendamente difundidas las nuevas variantes y mutaciones del virus original de 2020, que hoy es minoritario” y advirtió: “Es un nuevo virus y se contagia más”.

Kicillof anunció que “no se aplicarán retenciones de ingresos brutos” a sectores afectados por la pandemia “como restaurantes, bares, establecimientos deportivos y jardines maternales” durante los meses de junio, julio y agosto, como medidas paliativas frente a las restricciones que la situación epidemiológica y sanitaria exige imponer.

En ese sentido, y tras mencionar otras medidas paliativas desde lo económico, dijo que se van a “suspender los embargos judiciales.”