La ministra de la Producción bonaerense, Díbora Giorgi, remarcó la media sanción otorgada por la Cámara de Diputados de la Nación al proyecto de ley que crea un rígimen especial para PyMEs.La norma exime de pagar el Impuesto a las Ganancias por dos años a las utilidades que los empresarios reinviertan en la compra o en la construcción de bienes de capital para aumentar el proceso productivo.
Para cuantificar el impacto positivo de ese Proyecto de Ley, Giorgi explicó que si aplicase el rígimen a las utilidades y tendencias de inversión de las PyMEs provinciales en el 2005, “se hubiese generado inversiones adicionales por 310 millones de pesos”.
“Esta ley tendrá un impacto directo generando una mayor eficiencia y una ampliación de la capacidad productiva instalada” dijo Giorgi y aseguró que “los empresarios pequeños y medianos han venido financiando el aumento de su capacidad productiva con sus propias ganancias y este proyecto de ley les generará mayor liquidez para reinvertir”.
Giorgi destacó que “el proyecto es un incentivo concreto a la inversión, y generará mas empleo genuino” y afirmó que “el sistema refirma la vocación productiva e industrial que impone el gobierno nacional en concordancia con la políticas activas que generamos desde nuestro Ministerio de la Producción, subsidiando tasas de críditos para la compra de bienes de capital y para empresas que se radican en parques industriales y alentando y financiando la capacitación e integración de las PyMEs a las cadenas de valor en el marco del Programa Distritos Productivos”.
La titular de la cartera productiva bonaerense resaltó las bondades del proyecto que recibió media sanción el miírcoles en la Cámara Baja nacional y que permitirá desgravar del Impuesto a las Ganancias a las inversiones que se realicen dentro de los dos años posteriores a la entrada en vigencia de la Ley.
La ministra explicó que si se consideraran los datos de inversión de PyMEs del año 2005 en la Provincia de Buenos Aires, con la aplicación de la ley se liberarían recursos por más de $310 millones, lo cual significa un 50% adicional de inversión
financiada con recursos propios. Esto llevaría la inversión total generada por las PyMEs bonaerenses – en valores constantes – a un monto superior a los 900 millones de pesos.
Estas estimaciones surgen de considerar que en 2005 -según datos de Observatorio Pyme-el 60% de las PyMEs realizó alguna inversión; y que el 80% de esa inversión se financió con recursos propios. Con la aplicación de la ley a sancionar puede estimarse que al menos esa misma proporción de recursos propios (48%) que en 2005 el conjunto de las PyMEs usó para pagar impuestos podrá ahora destinarse a financiar nuevos proyectos.
Estas estimaciones no consideran que las empresas que no invirtieron durante 2005 tienen ahora un incentivo adicional para hacerlo, con lo cual la inversión generada gracias a la ley puede ser aún mayor en 2006.
En la Provincia de Buenos Aires hay, según relevó el INDEC en el Censo Nacional Económico,  451.375 mil PyMEs (422.878 pequeñas y 28.497 medianas empresas). Los sectores de actividad más destacados son la industria manufacturera y todos los aspectos relacionados con el comercio y servicios.
Las exenciones impositivas se aplicarán todas las veces que la compra, importación definitiva o construcción y fabricación de los bienes de capital se concrete dentro de los 12 meses a partir del cierre de ejercicio al que correspondan las ganancias reinvertidas. Tambiín, el texto del proyecto que ahora tiene media sanción explicita que el proceso de construcción y fabricación del bien de capital no deberá exceder los dos años para bienes muebles y cuatro para bienes inmuebles.

(Tílam).

Fuente: infoban.com.ar