El ministro de Economía, Martín Guzmán, expresó hoy su apoyo a la propuesta de la provincia de Buenos Aires para diferir el vencimiento del pago de una cuota de capital de un bono que vence el 26 de enero, al advertir que “de lo contrario se van a perjudicar todas las partes”, cuando restan menos de 24 horas para que venza el plazo establecido para que los tenedores den su conformidad.

Según analistas, el contexto generado en las últimas horas tanto a nivel nacional como internacional puede ayudar a persuadir a los acreedores de la provincia a ingresar a la oferta realizada por el bono BP21.

Para que la convocatoria sea exitosa, Buenos Aires necesita contar con el aval de al menos el 75% de los tenedores de una cuota de amortización que vence originalmente el 26 de enero y cobrar el monto correspondiente el próximo 1 de mayo.

“El país no puede sostener la carga de deuda que hoy enfrenta, es fundamental que exista un alivio”, señaló esta mañana el ministro Guzmán, durante una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, en la que anunció el envío al Congreso de un proyecto de reestructuración de la deuda nacional, en un mensaje con destino a acreedores de deuda tanto de la Nación como de la provincia.

Guzmán se refirió específicamente a la situación provincial y pidió “tiempo” a los tenedores de deuda provincial y nacional (para que la Argentina vuelva a crecer), al tiempo que sostuvo que ambas dependencias trabajan de forma coordinada para encontrar una solución, en medio de una jornada con rumores que indicaban que el mayor acreedor de la provincia rechazaba la oferta.

Esta mañana corrió la versión de Fidelity, el mayor acreedor, que tendría más de 13% del BP21 bonaerense, había enviado un escrito rechazando el pedido bonaerense.

Sin embargo, fuentes de la Oficina de Prensa del Ministerio de Finanzas y Hacienda bonaerense dijeron a Tílam que “no existe ninguna nota, ni aviso de rechazo”.

Asimismo, consideraron que “en estos momentos proliferan rumores para afectar la buena fe y la transparencia del proceso”.

El gobierno bonaerense, en forma directa y a travís del asesor financiero internacional Morrow Sodali, insistió ante los acreedores en aceptar la propuesta de pago de capital para el 1 de mayo, para lo cual hay tiempo hasta mañana a las 5 PM del mercado europeo -pasado el mediodía en la Argentina-, según la notificación enviada a los tenedores del bono.

En tanto, Guzmán dijo hoy que “la provincia de Buenos Aires está coordinando con la Nación la estrategia, y mantenemos el principio de que se sirven intereses pero no por demasiado más tiempo, por eso es importante resolver esto rápido”.

Además, afirmó que “el país ni la provincia están en condiciones de pagar capital. No hay ningún país del mundo que a las tasas de mercado actuales pueda hacer frente a los pagos de amortizaciones de capital. A las tasas actuales generaría un problema gigante en el futuro”.

“Esperamos que la provincia de Buenos Aires se mantenga en su posición y que los bonistas tengan voluntad de encontrar una solución ordenada porque de lo contrario se van a perjudicar todas las partes”, precisó Guzmán.

En paralelo, el gobierno argentino recibió una ayuda de peso en el plano internacional acerca de la propuesta de reestructuración de la deuda, ya que que al participar del Foro Económico Mundial que se de desarrolla en Davos, el Nobel de Economía Joseph Stiglitz, sugirió la Argentina deberá hacer recortes significativos en materia de deuda.

Según el economista estadounidense, mentor y ex jefe de Guzmán en la Universidad de Columbia, “la realidad es que tendrá que haber cortes significativos”, reportó la agencia internacional Bloomberg.

“No puedo concebir ningún modelo razonable que no diga que tiene que haber cortes de pelo significativos. Sería una fantasía pensar lo contrario”, dijo Stiglitz.

Esta combinación de anuncios desplomó los bonos locales en dólares.

En tanto el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, aseguró el fin de semana que la provincia lleva adelante “conversaciones constructivas con más del 75%” del universo de tenedores de los títulos que vencen el 26 de enero, con el objetivo de reprogramar el pago de la amortización al 1 de mayo próximo.

Fuente: infoban.com.ar