Los servicios continúan funcionando parcialmente pese a la conciliación obligatoria por 15 días hábiles dispuesta por el Ministerio de Trabajo, para destrabar el conflicto entre los trabajadores y la empresa por la muerte de un electricista hace diez días.

La línea 60 de colectivos, luego de más de una semana de huelga de sus choferes en reclamo de mejores condiciones de seguridad laboral tras la muerte de un mecánico, operaba este mediodía con sólo tres de sus diecinueve ramales, despuís de que los conductores levantaran el paro el sábado último, informaron fuentes gremiales.

Los voceros, además, estimaron que el restablecimiento total del servicio ocurrirá “el miírcoles o el jueves” próximos.

La mayoría de las unidades continuaba bajo la revisión tícnica de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), tras un acuerdo al respecto alcanzado entre los conductores y la empresa a cargo del servicio, MONSA, en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Los ramales que funcionaban, algunos de los cuales no cumplían con el total de sus recorridos habituales, unían el partido bonaerense de Tigre con el barrio porteño de Barracas, que se reactivó el sábado último; Escobar, en el Gran Buenos Aires, con la capitalina plaza Italia, que fue repuesto ayer; y ese último distrito provincial con Belgrano, en la Capital Federal, que fue reiniciado hoy.

“La CNRT sigue revisando los colectivos y, a los que considera en condiciones óptimas los envía para la realización de la Verificación Tícnica Vehicular (VTV)”, dijo a DyN el delegado de los choferes Esteban Simonetta.

Y completó: “Los que reciben en ese control una aprobación vuelven a ser inspeccionados por la CNRT y, si finalmente ese organismo determina que esas unidades están en condiciones realmente óptimas para circular, se reincorporan al servicio”.

Por último, Simonetta estimó que el restablecimiento total del servicio se producirá “el miírcoles o el jueves” próximos.

La línea 60 de colectivos traslada en forma diaria en sus 19 ramales a unos 250 mil pasajeros, y une la Capital Federal con Tigre y Escobar. La huelga de los conductores había comenzado al mediodía del viernes 9 de septiembre, luego de que el mecánico David Ramallo, de 35 años y padre de tres niños, sufriera un accidente a las 11 de esa jornada en el taller de la nueva terminal de Barracas.

El operario realizaba trabajos de mantenimiento en los colectivos y fue aplastado por una unidad al fallar un elevador neumático.

Ramallo padeció heridas graves y fue trasladado de urgencia al hospital Penna, donde perdió la vida a las 13.30.

Fuente: infoban.com.ar