Juan Manuel Pignocco

Un grupo de economistas bonaerenses elaboró un informe titulado “Presupuesto Nacional 2021 y su impacto en la provincia de Buenos Aires”, en el que analizan el modo en que el proyecto de Ley enviado por el Poder Ejecutivo Nacional al Congreso incide sobre el territorio provincial.

El equipo está coordinado por el ex senador provincial y actual director de Coordinación y Gestión Comunitaria del Senado bonaerense Juan Manuel Pignocco; y forman parte  el ex viceministro de Economía de la Nación y actual secretario administrativo del Senado bonaerense Roberto Feletti; el ex titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) Martín Di Bella; y el ex director Nacional de Programación Económica, Horacio Rovellii, a quienes se suman Diego Perrella, Érica Pinto y Ayelén Cohen Ricci.

En la introducción del documento, los autores aducen que no es posible analizar la economía prevista para el año próximo sin contemplar el impacto que la herencia macrista y la propagación de la pandemia del Covid-19, han tenido sobre el comienzo del gobierno de Alberto Fernández, principalmente en dos núcleos: la economía real y el frente externo.

En ese sentido, subrayaron que el gobierno ejecutó dos políticas principales para enfrentar la pandemia: la reestructuración de la “voluminosa e improductiva deuda pública dejada por el macrismo”; y el paquete de estímulos fiscales destinado a sostener ingresos de trabajadores informales (IFE) y formales (ATP), más el apoyo crediticio para asegurar la continuidad de empresas micro, pequeñas y medianas.

Por otra parte, el grupo señaló que “el gobierno está soportando un ataque especulativo contra el peso que procura forzar una devaluación del tipo de cambio oficial” y destacaron que la administración nacional ha seguido dos políticas definidas para consolidar el sector externo y despejar cualquier tipo de incertidumbre: 1) mantener un holgado superávit de la balanza comercial, que este año se pronostica en más de u$s 17.000 millones y que el proyecto de Presupuesto 2021 prevé en alrededor de u$s 15.000 millones; 2) el cierre exitoso del programa financiero de la deuda pública, reduciendo los vencimientos en la década 2020-2030 desde u$s 72.000 millones a u$s 42.000, que operan con volumen recién a partir del 2025 (a lo que se agrega la quita de intereses).

De este modo, se apunta a “dotar de solvencia a las cuentas externas, asegurando la disponibilidad de dólares comerciales y acotando la salida de dólares financieros por los próximos cinco años”.

Para los especialistas, el proyecto de Presupuesto 2021, recoge la necesidad de recuperar fuertemente la actividad y encarar un proceso de crecimiento sustentable e inclusivo, con orden macroeconómico externo y fiscal.

El informe también resaltó que “el ministro de Economía Martín Guzmán, fue preciso cuando afirmó que se trata de un Presupuesto de transición desde una economía de especulación hacia una economía de producción y consumo”, definición que se respalda en los siguientes datos: 1) una tasa de crecimiento del PIB (5,5%) moderada si se la compara con la caída que la precede (12,1%); 2) esta moderación se inscribe en la necesidad de reestablecer el orden macroeconómico, fiscal y externo, vulnerado por el macrismo; 3) el objetivo es recuperar la economía sin lesionar el abultado excedente de la balanza comercial, que se fija para el 2021 en u$s 15.000 millones; 4) la proyección del déficit primario se ubica en el 4,5% del PIB, cifra aún elevada pero que procura estar contenida en el marco del crecimiento; 5) la tasa de suba de la recaudación de 44%, favorecida por el ciclo expansivo, respecto de un aumento general del gasto del 16%, contribuye a cerrar paulatinamente el desequilibrio fiscal; 6) el cambio relevante es la disminución del peso de los intereses de deuda, que pasan de 2,1 % del PIB en 2020 a 1,5 % en 2021; 7) hay una apuesta significativa a la obra pública como motor de la demanda, ya que las partidas de inversión pública crecen de 1,3% del PIB en 2020 a 2,2% en 2021.

Para los especialistas, el proyecto de Presupuesto 2021, recoge la necesidad de recuperar fuertemente la actividad y encarar un proceso de crecimiento sustentable e inclusivo, con orden macroeconómico externo y fiscal.

En cuanto a la incidencia sobre la Provincia de Buenos Aires, el documento enfatiza que el gasto total estipulado por el proyecto de Presupuesto Nacional 2021 es de $ 8.394.994,83 millones, de los cuales $ 1.897.545,56 millones (22,6% del total) tienen impacto directo en la provincia.

En esa línea, el mayor gasto previsto se encuentra en el rubro de Transferencias (89,7% del Total), corriente y capital, el cual alcanza el monto de $ 1.702.026,24 millones. Las principales transferencias corrientes corresponden a: ANSeS: $ 1.260.382,8 millones; Ministerio de Seguridad: $ 37.824,2 millones; Agencia Nacional de Discapacidad en la provincia: $ 67.070 millones; Ministerio de Educación: $ 73.767,8 millones -de los cuales $ 1.559 millones se destinarán a infraestructura y equipamiento, al tiempo que se incluye el Fondo Nacional de Incentivo Docente por $ 14.054,5 millones-; Ministerio de Salud: $ 15.202,3 millones; y Ministerio de Desarrollo Productivo (Principalmente el INTI y el INAES): $ 3.922,8 millones.

En cuanto a las Transferencias de Capital, el Presupuesto Nacional prevé ejecutar obras públicas en la Provincia por $ 41.032,7.

“En el contexto de pandemia, el Estado Nacional ha desempeñado un rol relevante con el objeto de lograr que las provincias no vieran afectadas de manera determinante el corriente funcionamiento de sus administraciones, principalmente en las áreas que han estado en la primera línea de atención a la población” aseguraron.

Adicionalmente, se debe citar que el estado Nacional mediante el dictado del Decreto Nro. 735/20 dispuso la reducción del 3,50% al 2,32% de la participación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -de acuerdo a las obligaciones que emergen de la Ley de Coparticipación Federal- y creó el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, que recibe como financiamiento los 1,18 puntos porcentuales de participación que el Tesoro Nacional recupera. De acuerdo a estimaciones preliminares, los montos redirigidos a la Provincia rondarían los $45.000 millones anuales en el ejercicio 2021, lo que implica un reconocimiento por parte del Estado Nacional de la fuerte asimetría que existe en el reparto de la renta federal para la Provincia de Buenos Aires, en un claro avance para el federalismo.

Por otro lado, para los responsables del paper es importante destacar que, en el contexto de pandemia debido al Covid-19, el Estado Nacional ha desempeñado un rol relevante con el objeto de lograr que las provincias no vieran afectadas de manera determinante el corriente funcionamiento de sus administraciones, principalmente en las áreas que han estado en la primera línea de atención a la población, como son la salud, las fuerzas de seguridad y los programas de asistencia social. Al respecto, se observa que la Provincia de Buenos Aires recibió transferencias totales del Estado Nacional por $ 92.362 millones, lo cual representa una participación significativa del 52,1 % del total.

Finalmente, el informe enfatiza que la Provincia también ha implementado diferentes acciones tendientes a fortalecer el accionar de sus municipios ante el escenario generado por la pandemia. En este sentido, si se evalúan los diferentes conceptos consignados para remitir fondos a los Municipios (acumulado a septiembre), se observa que la ayuda totaliza $18.766.032.411.