El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, se quejó hoy de que “hay muchos distritos que no cumplen con la normativa” y autorizan la apertura de sectores que “están prohibidos expresamente”, ante lo cual subrayó que “siempre” son partidos gobernados por la oposición.

“Hay muchos distritos que no cumplen con la normativa (al autorizar aperturas) y lo hacen a pesar de que está prohibido expresamente. Todos los días hay que llamar, explicar que no.
Siempre son distritos de la oposición, aunque no todos lo hacen. “Están transgrediendo”, sostuvo el funcionario provincial.

En declaraciones radiales, Kreplak advirtió que cuando el manejo de la pandemia “se transforma en una rencilla política, eso tiene consecuencias”.

“Lamentablemente, todavía hay sectores inmaduros en términos de entender el impacto de la salud en la vida de las personas”, señaló el número dos de la cartera sanitaria bonaerense.

En ese sentido, cuestionó la decisión del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, de autorizar la reapertura de gimnasios en el distrito de la zona norte del Conurbano.

“Es innecesario y peligroso. Es importante bajar los casos antes de seguir abriendo. Si no, hay aperturas cuando se logra una estabilización y vuelven a aumentar los casos. Hay que esperar todavía algunas semanas para abrir gimnasios”, afirmó.

En términos similares se expresó el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, que resaltó que “hay intendentes que no ayudan en términos de parar la cantidad de contagios” e insistió en la importancia de “ser cuidadosos”.

Con respecto a la apertura de bares en la ciudad de Buenos Aires, el funcionario dijo en declaraciones periodísticas: “Nadie dice que sea algo malo salir a tomar una cerveza. Pero estamos en una situación extraordinaria y es un esfuerzo que la sociedad tiene que hacer una vez cada cien años”.

“Lo que pedimos es que las cosas que no sean imprescindibles, no las hagamos”, agregó Gollan, que aseguró que solo si se confirma un descenso de casos en la provincia el gobierno de Axel Kicillof evaluará la posibilidad de “abrir nuevas actividades productivas y comerciales”.

“Si en el Gran Buenos Aires se confirma el descenso de casos que vimos en los últimos cuatro o cinco días, podemos abrir nuevas actividades productivas. Ciertas actividades comerciales, por ejemplo”, dijo el ministro, que reconoció de todos modos que “no se puede vivir de cuarentena de por vida”.

Finalmente, Kreplak indicó que van “diez días de una estabilidad muy alta (en la cantidad de casos) en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y en el Interior está subiendo”.

El funcionario bonaerense se expresó así en momentos en que se debe definir cómo será la nueva fase de la cuarentena a partir del próximo 21 de septiembre.