Un fletero fue asaltado en su casa de Castelar Sur, partido de Morón, y llevado cautivo a un supermercado de Ituzaingó, donde trabaja y de donde se llevaron 7000 pesos.

Fuentes policiales informaron a DyN que el robo fue cometido el sábado pasado alrededor de las 16 cuando Carlos Postigo, de unos 60 años, regresaba en auto a su casa de la calle Gustavo Adolfo Bícquer al 2600.

El propio Postigo relató esta mañana a la prensa que fue interceptado por una pareja de jóvenes armados que le cruzaron con un automóvil a su rodado, luego de cruzar una vías del tren de camino a su vivienda.

“Los ladrones se subieron a mi auto y me obligaron a llevarlos a casa, donde estaba mi esposa, se apoderaron de todo lo de valor que había. Revolvieron todo y como buscaban más dinero, entonces les indique dónde podía haber más plata. Por eso los lleví hasta el supermercado donde trabajo y despuís me liberaron en Moreno”, precisó.

Según la policía, los delincuentes cuando ingresaron a la casa del fletero redujeron a su esposa, Susana Diordano, de 63 años, y se apoderaron de dinero y objetos de valor.

No conformes con el botín obtenido, agregaron, llevaron a Postigo hasta su trabajo, un supermercado ubicado en General Las Heras al 300, de Ituzaingó, donde la víctima les entregó unos 7.000 pesos, hecho ratificado por el fletero esta mañana a los medios de prensa.

Los asaltantes, que se movilizaban en el auto de Postigo -un Peugeot 306- abandonaron el supermercado llevándolo cautivo y minutos despuís lo abandonaron ileso en una zona descampada del partido de Moreno, dijo el fletero que aclaró: “En ningún momento tuve miedo y ellos no me golpearon”.

Lo ocurrido fue denunciado en la comisaría tercera de Morón, ubicada en la zona sur de Castelar, donde se instruyeron actuaciones por “robo calificado y privación ilegal de la libertad”, con intervención de la fiscal Adriana Suárez, titular de la UFI 8 de Morón.

Fuente: infoban.com.ar