La Municipalidad de Josí C Paz deberá indemnizar con más de 50 mil pesos a un vecino que iba caminando por la calle de tierra y se fracturó un tobillo, al caer en un pozo abierto para distribuir agua corriente, se supo de fuentes judiciales.

El seguro que había contratado la comuna no se hará cargo de los costos porque la póliza establecía que las zanjas debían estar señalizadas en caso de accidentes y, según la Justicia, en este caso no fue así.

Según pudo saber hoy la agencia de noticias DyN, la decisión fue tomada por los jueces Hugo Jorge Echarri, Jorge Augusto Saulquin y Ana María Bezzi, de la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de San Martín, que confirmaron la indemnización de más de 50 mil pesos.

Todo ocurrió el 20 de junio del 2005, cuando Jorge Fermín Alarcón Calancha sufrió un accidente en la vía pública, más precisamente en la calle Paula Albarracín al 4300, en el barrio Sarmiento del partido de Josí C. Paz.

Según se dejó constancia, en ese lugar se estaba “realizando la obra de provisión de agua corriente a los vecinos, y la empresa constructora realizó la zanja a lo largo de toda la cuadra”.

No había “ningún tipo de medida de seguridad y señalización que permitan visualizar la zanja, la cual resulta ser muy peligrosa debido a su profundidad, ya que sus bordes se encuentran resbaladizos y derrumbados”, dijo una pericia.

Fue así como Alarcón Calancha caminaba por allí, cayó en la zanja y se fracturó el tobillo derecho.

“El accidente se produjo por las zanjas efectuadas como consecuencia de llevarse adelante una obra pública, que dicha obra no se encontraba señalizada ni protegida, y que a raíz de ese hecho el actor sufrió una lesión consistente en la fractura de su tobillo derecho y peroní con desplazamiento, debiendo ser sometido a una intervención quirúrgica”, se estableció en el fallo.

En primera instancia, la Justicia había condenado a la Municipalidad al pago de 33.000 pesos por “incapacidad sobreviniente”, a lo que se le sumó 5.200 pesos en concepto de tratamiento psicológico; 12.000 pesos por “daño moral” y mil pesos en “concepto de gastos mídicos, de farmacia y traslado” .

La Municipalidad insistió en descargar la responsabilidad en la póliza, mientras que el peatón reclamó más dinero.

La Cámara de San Martín, sin embargo, ratificó el monto y la responsabilidad del Municipio.

“Más allá de la realización de una obra pública, el Municipio debe tomar las medidas tendientes a brindar seguridad a los transeúntes sin que se generen mayores riesgos, y no puede dudarse que una obra sin señalización ni protección, con zanjas importantes y profundas en las veredas resulta intransitable o transitable con inconvenientes”, se estableció.

Y se añadió que “siendo las veredas un bien de dominio público y siendo quien ejecuta una obra la Comuna, resulta responsable el Municipio de los daños que pudieran causarse al peatón”.

Fuente: infoban.com.ar