La linea que unía Munro con Avellaneda no presta servicio desde la quiebra de la empresa “Expreso La Nueva Era S.A”, el 21 de noviembre de este año. Denuncian falta de inversión y “desmanejos””Estamos juntando firmas para que pueda volver a funcionar” explicó Gustavo Contreras, vecino de Munro, donde la empresa tenía instalada su estación terminal, ubicada en Pintor Eduardo Sívori 5121. “En la zona la usamos todos, es una de las dos que recorren la Avenida Mitre, no queremos que desaparezca porque junto a la desaparición de la Línea 93 tambiín desaparece el trabajo para 214 familias que son los trabajadores de la línea”.
La 93 unía con su recorrido zonas muy importantes, desde Munro pasaba por Chacarita, Plaza Italia, Retiro, finalizando en Avellaneda “desde la zona donde estamos no tenemos ahora un colectivo que nos lleve a Chacarita” se quejó Contreras, y agregó que a esto se suma que la otra línea que presta servicio en la zona, la 41, se ve desbordada: “el ganado viaja mejor”.
Las razones del cierre de la 93 de acuerdo a los trabajadores se debió a “un desmanejo por parte de la empresa, una no inversión a pesar de tener un subsidio de tres mil pesos por coche y de tener una rebaja en el precio del gas oil, no invirtió para renovar las unidades, provocando que estas se caigan y a fin de cuentas presentar la quiebra”.
De los ochenta coches con los que contaba en las buenas ípocas, según denuncian “no más de veinte están en condiciones de funcionar”. Además la empresa MONSA, que comenzó a gerenciar la empresa, finalmente y mediante un escrito rechazó unos meses más tarde seguir con la explotación del recorrido “por ser deficitario”.
Actualmente los trabajadores de la línea mantienen en la cabecera de Munro una olla popular y realizaron varias manifestaciones, entre ellas un corte en Puente Saavedra, denunciando la “falta de aportes jubilatorios y la falta de control por parte del Estado”
La situación hoy es que a partir del cierre, la CNRT (Comisión Nacional Reguladora de Transportes) debe dictar la caducidad del recorrido y el Ministerio de Transporte adjudicárselo a otra empresa, pero los choferes temen “que caiga la antigüedad y otras conquistas logradas”.

Fuente: infoban.com.ar