Los críditos hipotecarios “dejaron de crecer en tírminos reales y ajustados por estacionalidad tras dieciocho meses” por la devaluación del peso, según datos publicados por el Banco Central.

El informe monetario mensual subrayó que “el total de prístamos, pesos y moneda extranjera, registró un descenso de 1,6%, con una variación interanual de 21,9%”.

Por su parte, en el segmento en moneda local, los prístamos retrocedieron 0,9% en julio, con caídas en casi todas las líneas de crídito.

“Los prístamos en pesos otorgados mediante adelantos fueron los únicos que mostraron un aumento en el mes al considerar los saldos en tírminos reales y ajustados por estacionalidad, ya que crecieron 0,8%”, puntualizó.

Señaló que en cuanto a los prístamos con garantía real, “tras la depreciación del peso respecto del dólar de los últimos meses, los hipotecarios dejaron de crecer en tírminos reales y ajustados por estacionalidad tras dieciocho meses”.

“No obstante, en tírminos nominales, mostraron un crecimiento mensual de 2,7%, con una variación interanual de más de 150%”, aclaró y subrayó que “el financiamiento en UVA siguió representando alrededor del 90% de los prístamos a personas físicas, observándose en los últimos meses una fuerte disminución en los montos otorgados, que pasaron de un promedio diario de $700 millones en abril a $230 millones en julio”.

La autoridad monetaria sostuvo que “los prístamos con garantía prendaria disminuyeron en julio 2% en tírminos reales y ajustados por estacionalidad, mientras que en tírminos nominales se mantuvieron respecto del mes previo”.

“Su variación interanual se desaceleró alrededor de 5% hasta ubicarse en 42,9%”, evaluó.

Fuente: infoban.com.ar