La mamá de Kevin Sedano –murió en 2002 atropellado por un conductor que corría picadas-, tras más de 10 años de luchar por justicia, renunció a la presidencia de la asociación Madres del Dolor que cofundó tras la muerte de su hijo, debido a la ausencia de condenas efectivas, la falta de respuestas políticas y el “cajoneo” de proyectos.

Con una emotiva carta y argumentando que no “No me dan las fuerzas”, Viviam Perrone se alejó del cargo principal de Madres del Dolor, ONG que fundó tras la muerte de su hijo Kevin Sedano, junto a otras familiares de víctimas.

“Dejo mi lugar como Presidente de la Asociación Madres del Dolor. Voy a seguir trabajando ahí porque se que la misión que me dejó Kevin es el de ser la voz de quienes no la tienen, de los humildes, de los que no tienen contactos. Pero ya no desde mi lugar de Presidente. No me dan las fuerzas” firmó Perrone en su misiva.

“Siempre pensí que vale la pena, tengo dos hijos más y alumnos adolescentes a los que le decía que no importa quiín seas, sino que valen como personas”, indicó la mamá de Kevin.

La dirigente manifestó su agobio al señalar que pese al impulso que le dio a la investigación por el crimen de su hijo al acusado, Eduardo Sukiassian, “no pudimos hacerle cumplir el mínimo de la pena que son ocho meses de prisión efectiva. Solamente cumplió con dos”.

Tambiín se refirió “la causa de la tragedia del colegio Ecos, en Santa Fe, donde en 2006 murieron nueve estudiantes y una profesora, ahora nos enteramos que vuelve a foja cero y eso significa que nunca se va a llegar a nada”.

Despuís, apuntó, en Mar del Plata “está la causa (del boxeador Jorge Rodrigo) la Hiena Barrios, que chocó dos veces, se da a la fuga, mata a Yamila González, hiere a su mamá, escapa, desaparece seis horas; fue sentenciado a 4 años de prisión pero está libre y está boxeando. No está cumpliendo con una condena”.

En el Congreso, agregó, “los proyectos quedan encajonados, en noviembre les agarra el apuro y dicen bueno vamos a ver que sacamos”.

Los legisladores “nos dicen ‘no queremos sacar (el proyecto para un banco identificatorio de abusadores sexuales) porque estamos estigmatizando al violador’ y despuís pasan cosas que liberan a un violador tan fácilmente”, acotó.

Desde la asociación, recordó, “no pedimos leyes más duras, sino penas donde no las hay”.

“En Argentina quien atropella y se da a la fuga no tiene penas y nos dicen que no la quieren tratar porque estamos coartando la libertad del conductor”, denunció.

Esas, dijo, “fueron pequeñas gotas que físicamente me siento quebrada, sin fuerzas” y la motivaron a renunciar a presidir el grupo.

En declaraciones radiales, le pidió a la Presidenta Cristina Fernandez “que por favor abra los ojos y escuche al pueblo, que deje de escuchar a los que están a su alrededor que viven en una burbuja que no es la de la Argentina de hoy”.

“Necesitamos vivir en paz, cárceles que sirvan que reinserten a los que están ahí, leyes para todo el pueblo y una presidenta para cada uno de los argentinos no para un solo grupo”, finalizó.

Fuente: infoban.com.ar