Una legisladora de la bancada radical solicitó la obligatoriedad en la Provincia de Buenos Aires de vacunar contra la gripe a la totalidad de los empleados dependientes de la Administración públicaSegún la iniciativa legislativa “el plan de vacunación deberá llevarse a cabo de acuerdo al organigrama que establezca el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, debiendo las autoridades indicar los lugares en los cuales se realizará la vacunación en cada distrito.” pero aún cuando esta vacunación no figura en el calendario escolar, ni en el de varios sectores de la tercera edad, que representan la población mas bulnerable, la Diputada Radical sostiene en su proyecto que no sólo será para estatales provinciales, sino que  “el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires deberá proveer las dosis necesarias para vacunar a los empleados municipales dependientes del municipio que los solicite.”
La diputada Radical Mirtha Calmels sostuvo que “el Proyecto de Ley tiene la finalidad de proteger la salud de los empleados de la Administración Pública Provincial, los cuales, en muchos casos, año tras año contraen estados gripales que les causan distintos tipos de malestares tales como desganos, cefaleas, altas temperaturas, etc. Tambiín dicha enfermedad trae aparejado un gasto adicional en consultas mídicas y en la compra de medicamentos para tratar la misma”.
Como parte de los argumentos, que con voluntarismo justifican la iniciativa  agregó que “al Estado Provincial, el ausentismo de los empleados que se ven afectados por los estados gripales perjudica el normal funcionamiento de la Administración Pública; acarreándole un significativo costo económico ante el pedido de numerosas carpetas mídicas”.
En el proyecto, la Diputada sostiene que “como consecuencia de las carpetas mídicas solicitadas por los maestros y personal de maestranza que se encuentra afectado por gripe le representa  al estado provincial un costo anual de ocho millones de pesos, y vacunar a dicho personal le costaría al estado provincial unos tres millones de pesos.” Aunque no explica en base a que cálculo consigna las cifras, toda vez que con 134 municipios y la administración provincial, las unidades descentralizadas, los organismos autárquicos, de seguridad y demás integrantes de la planta de personal, y teniendo en cuenta un costo estimado en 20 pesos por dósis, dificilmente alcancen los 8 millones que supone se ahorrarían. Esto sin tener en cuenta, que los empleados, fácilmente podrían padecer otras enfermedades o dolencias que sostengan el ausentismo.

Fuente: infoban.com.ar