Ocurrió en la localidad de Castelar donde un joven de 18 años recibió un disparo en la cabeza cuando delincuentes le sustrajeron las zapatillas y el celular.
El hecho ocurrió a las 7 de ayer en la esquina de Arrufo y Hortiguera de esa localidad del partido de Morón, luego de que Gerardo del Valle Sánchez (18) dejó a su novia en su casa luego de asistir al cumpleaños de un amigo.
La madre de la víctima, Inís, explicó que “Gerardo acababa de dejar a la novia en su casa. El padre de la chica lo
miró un rato cuando se iba, pero lo perdió de vista. Lo agarraron como a media cuadra de ahí, cuando volvía para casa, que queda a una cuadra y media”.
Los voceros explicaron que al menos dos delincuentes lo interceptaron con fines de robo y le quitaron las zapatillas y el celular.
Las fuentes creen que Del Valle Sánchez se resistió o que conocía a los delincuentes del barrio y por ese motivo lo balearon.
“Lo único que sabemos es que mi hijo apareció con un tiro en la cabeza, en un parietal y sin las zapatillas y el celular”, señaló la madre.
“Yo creo que los debe haber reconocido y por eso le dispararon, porque si es por unas zapatillas y un celular, no hay motivo de por quí dispararle”, agregó Inís.
El caso es investigado por efectivos de la Jefatura Distrital y la Delegación Departamental de Investigaciones de Morón que ya tienen en la mira a un par de sospechosos.
“La policía me dijo que ya los tiene identificados y que ahora es cuestión de esperar. Lo único que quiero es que respondan y los atrapen”, dijo la madre de la víctima.
El chico se encuentra internado en terapia intensiva en el Instituto Haedo.
“Su estado es crítico, fue operado, la bala sigue alojada en la cabeza y ahora todo depende de íl”, concluyó la madre.

Fuente: infoban.com.ar