Un hombre de 35 años fue detenido acusado de haber atacado a golpes en la cabeza y el rostro con una mancuerna a su expareja, que permanece internada en grave estado, en un hecho ocurrido el jueves pasado en una vivienda de Boulogne.

El detenido fue identificado como Diego Hugo Insaurralde, expareja de Daniela González, quien fue localizado por efectivos de la DDI de San Isidro y de la comisaria 3ra. en el domicilio de su hermana, situado en Belgrano al 4400, del barrio Mitre, en el partido bonaerense de San Miguel, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho que se le imputa a Insaurralde ocurrió el jueves último en una propiedad ubicada en el Pasaje del Sol, de Boulogne, partido de San Isidro, en el norte del Gran Buenos Aires.

Voceros policiales y judiciales informaron a Télam que efectivos de la comisaría 3ra. de San Isidro acudieron al lugar tras un llamado al teléfono 911 realizados por familiares de la víctima.

En la vivienda, los agentes hallaron gravemente herida a González, quien había sufrido hundimiento de cráneo luego de ser atacada a golpes en la cabeza y el rostro con una mancuerna casera, hecha con una lata de leche y cemento, indicó un vocero judicial.

Al momento de ser encontrada, la víctima llevaba al menos cinco horas de agonía en una habitación en la que se hallaba también su hijo de 3 años.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, el ataque fue cometido por la expareja de la víctima, quien fue visto con ella poco antes de que fuera hallada herida por sus familiares.

La mujer agredida permanecía internada en el Hospital Central de San Isidro de la zona en estado crítico.

Según una fuente con acceso a la causa, González conoció a Insaurralde cuando éste cumplía una pena por “homicidio en ocasión de robo”, cuya condena concluyó hace dos años.

“Con la víctima no había ningún tipo de denuncia previa sobre violencia de género pero él si ya había cometido hechos de violencia con otras mujeres y tenía un antecedente por homicidio”, precisó el vocero.

Ambos, junto a su hijo de 3 años, vivían en la casa de los padres de ella, donde se cometió el ataque.

“La relación era de hace unos cuatro años y la convivencia de un año y medio y según los familiares no hubo ningún hecho de violencia física, psicológica o verbal que ellos pudieran haber advertido o notar”, concluyó la fuente.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de temática en Violencia de Género de San Isidro, a cargo de Laura Zyseskind, quien indagará al acusado en las próximas horas.