Un hombre fue detenido y acusado de ser coautor del homicidio de la maestra sanfernandina asesinada en un descampado del norte de Tigre.

Las fuentes identificaron al apresado como Jorge Ramón Bini, pai umbanda, y agregaron que fue detenido a pedido del fiscal del caso, Cosme Iribarren, y que se negó a declarar ante el juez Ricardo Costa.

Los investigadores revelaron que Bini fue filmado en el momento en que fue a vender el telífono celular de Prigent a una galería comercial y cuando concurrió a un locutorio desde el cual llamó a la hermana de la víctima para indicarle dónde se encontraba el cuerpo sin vida.

El abogado de la familia de la maestra, Josí Vera, completó que el telífono móvil de Prigent ya había sido secuestrado en el local comercial, tras lo que pericias de la DDI de San Isidro determinaron que “el detenido trasladó el celular hasta ese lugar”, en declaraciones al canal de noticias C5N.

Prigent, de 50 años, desapareció el último 29 de diciembre cuando salió de su casa de San Fernando, presuntamente para “hacer compras” en la localidad de El Talar de Pacheco.

El cadáver apareció diez días más tarde en un descampado en las inmediaciones de la ruta 26, en el límite entre Escobar y Tigre, en un paraje muy cercano al que había indicado un llamado anónimo recibido por uno de los hermanos de la víctima.

La detención de Bini se sumó a la del viudo Daniel Sfeir.

La familia de la maestra había presentado en las últimas horas nuevos datos a la Justicia sobre la relación entre Prigent y Sfeir y, sobre todo, información sobre la situación económica por la que atravesaba el matrimonio.

Los padres y los tres hermanos de la víctima se presentaron durante la última semana como querellantes en la causa para, desde el rol de “particular damnificado”, intervenir activamente en la investigación.

Sfeir fue detenido el 13 de enero último acusado por el delito “homicidio calificado por el vínculo”, y contrató días atrás como abogado a un reconocido profesional de perfil controvertido y casos resonantes.

El nuevo letrado es Rubín Jones, quien reemplaza en el cargo a Marcelo Adamoli, el anterior defensor quien renunció a su cargo -tal como lo había prometido- cuando el viudo fue detenido imputado bajo la mencionada carátula.

Jones intervino como defensor en casos de alto impacto público, entre ellos la defensa en agosto de 2007 de Mario Ochoa, chofer de transporte escolar condenado por presunto abuso de un grupo de niños y jóvenes discapacitados.

Además, fue defensor en 2008 del comisario bonaerense Luis Peveri, acusado de pedir coimas cuando era titular de la Seccional Primera de San Isidro. Pero acaso su actuación de mayor relevancia haya sido en el juicio oral por el secuestro y asesinato de Axel Blumberg.

En ese juicio obtuvo la nulidad de todo lo actuado contra su defendido, Gustavo Ariel “Lolo” Arroyo, el primer detenido de la causa y acusado por falsificación de documentos, para quien obtuvo la absolución y la libertad.

Fuente: infoban.com.ar