Este martes los docentes de la provincia de Buenos Aires no iniciarán las clases realizando paros de dos y tres jornadas, en reclamo de incremento salarial.
La directora general de Educación Bonaerense, Silvina Gvirtz, adelantó que reciín tras el paro se retomarán las negociaciones.

El jefe de los maestros bonaerenses de SUTEBA, Roberto Baradel, en tanto, dijo a DyN que la huelga de 48 horas que hará junto a UDA desde mañana “viene muy fuerte”, en reclamo de un acuerdo paritario por un salario mínimo de 3.100 pesos para el cargo testigo, el más bajo de la escala docente.

Baradel tuvo hoy cruces duros con el ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, por la aprobación del paro de 96 horas desdoblado, al que el funcionario consideró una “salvajada”.

El dirigente sindical advirtió que fueron “irrespetuosas con los docentes” las expresiones del funcionario, a quien le atribuyó “falta de voluntad de diálogo” en la paritaria.

Fuentes educativas adelantaron a esta agencia que es posible que el gobierno de Daniel Scioli convoque a una nueva mesa paritaria “entre el miírcoles y el jueves”.

El jueves Scioli inaugurará la sesión de la Legislatura bonaerense y no es partidario de tener el conflicto abierto con los sindicatos de la provincia. La jefa de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, gremio que cumplirá tres días de huelga al igual que los mestros de Udocba, lamentó hoy la falta de convocatoria del gobierno para reanudar el diálogo trabado desde el viernes.

Petrocini advirtió que de no prosperar la negociación “el jueves próximo podría resolverse extender la medida de fuerza en las escuelas públicas de la provincia”.

“No hubo ningún tipo de conversación con el Ejecutivo que dí señales de que estarían dispuestos a hacer una nueva oferta, que obviamente tiene que ser superadora”, aseguró.

Asimismo, advirtió que el jueves se realizará un nuevo Congreso de la Federación, donde se va a debatir la situación y el estado de situación.

Los sindicatos reclaman al gobierno elevar el salario mínimo de 2.400 pesos a 3.100 pesos, eliminar los topes de las Asignaciones Familiares, suprimir la 4ta. categoría del Impuesto a las Ganancias -para que no lo paguen los maestros- y mejorar la infraestructura escolar.

“Si no fuimos convocados o si no hubo una nueva propuesta superadora, hay una firmeza absoluta de continuar y profundizar el plan de lucha”, enfatizó.

Desde la Dirección General de Educación bonaerense, se aseguró que “hasta el momento no hay noticias de convocatoria a la paritaria”, en sintonía con la decisión de Scioli de no negociar sobre paros.

Fuente: infoban.com.ar