Trabajadores de la cooperativa Cueroflex de San Martín realizaron una protesta en la sede de la distribuidora Edenor del barrio porteño de Chacarita, porque recibieron una factura por 813 mil pesos, que no pueden pagar.

“Nos recomendaron que no paguemos (mientras se resolvía el tarifazo en la Justicia) y ahora nos llega esta boleta. No vamos a pagar porque no podemos. Lo que hace Edenor no es es legal”, se quejó el presidente de la cooperativa, Jorge Reisch.

En declaraciones radiales, el dirigente explicó que el motivo de la protesta es lograr “que retrotraigan la boleta” al precio que pagaban hasta marzo último.

Según explicó, Cueroflex -que tiene su sede en el partido bonaerense de San Martín, pasó de pagar 50 mil 350.000 pesos de luz por mes.

De ahí, el precio subió de manera sucesiva, hasta que el 30 de junio último llegó una factura por 382 mil pesos, en el momento en que la Justicia frenó el ajuste en la electricidad.

Fuente: infoban.com.ar