Se realizó una clausura por falta de cumplimiento de la ordenanza impositiva y fiscal. La construcción está dentro de la concesión de ferrocarriles, y no contaba ningún tipo de presentación tícnica.En la estación de ferrocarril de la localidad de Open Door se clausuraron instalaciones comerciales para almacenaje (silos) puesto que no contaban con la correspondiente aprobación municipal, ni pago de las tasas.
“La normativa actual, tiene más de 30 años en vigencia, y establece que el uso de las estaciones ferroviarias son para transporte, pero tambiín para almacenaje; por ello en el nuevo plan regulador apuntamos a la puesta en valor de estos edificios, de alto valor histórico cultural”, explicó la Arq. Ana Monti, directora de planeamiento.
Las instalaciones clausuradas son de uso comercial, y fueron cedidas por el actual concesionario de ferrocarriles. El alambrado y posterior instalación de silos trajo aparejado la incomunicación de ambos sectores de la estación, dificultando el tránsito peatonal de los vecinos.  Todas estas obras se realizaron sin aprobación tícnica, ni cumplimiento con la ordenanza fiscal e impositiva.
“Es importante destacar que esta gestión apunta a la preservación de los edificios ferroviarios por su valor patrimonial: cultural e histórico”, concluyó Monti.

Fuente: infoban.com.ar