El intendente Enrique “Japones” García reaccionó violentamente contra un grupo de vecinos que se manifestaban contra el Vial Costero, mientras que un grupo de militantes y empleados del municipio los golpeó e insultó, durante la inauguración de obras y servicios en la Sociedad de Fomento Josí Hernández de Munro; García les quitó la bandera y dijo “me persiguen a todos lados; yo sólo quería sacarles la bandera y que se vayan”.

El “Japonís” encabezaba un acto de inauguración de servicio y obras en la Sociedad de Fomento Josí Hernández de Munro, cuando divisó a pocos metros un grupo de 20 vecinos de “Unidos por el Río” que se manifestaban en contra de las obras del Vial Costero y en repudio de las construcciones inmobiliarias en la costa. En ese instante, García salió corriendo a increpar violentamente a los vecinos y a quitarles su bandera. A su vez, el Director de la Juventud del Municipio, Martín Bartol, siguió de cerca al intendente y trató de “giles” a los manifestantes, quienes se retiraron del lugar pacificamente tras ser golpeados e insultados, para no causar mayores inconvenientes.

En diálogo con InfoBAN, el presidente del Bloque de la UCR, Gustavo De Benedetti, presente en el conflicto expresó: “yo estaba a un metro de García cuando llegaron los vecinos con una bandera. Cuando el intendente iba a empezar su discurso se dirijió abruptamente hacía los vecinos y los increpó, junto a funcionarios municipales. Se generó un tumulto porque se enfrentaron contra los que se estaban manifestando y les quitan la bandera. Hubo hechos de violencia, trompadas, empujones, etc”.

Asimismo, el concejal de la UCR, aseguró que “García se equivoca porque los dirigentes politicos tenemos una mayor responsabilidad que cualquier vecino. Siempre está la posibilidad del diálogo y evitar los hechos de violencia. Me sorprendió mucho que el intendente se haya “sacado” de esa manera y que haya iniciado los actos de violencia. Esto no puede convertirse en una batalla por el espacio de la calle”.

Luego de los actos de violencia, iniciados por parte de los funcionarios municipales, el intendente realizó su discurso y aseguró que en el proximo acto al que se presente va a anunciar su candidatura para el 2011. Dijo que si le impiden hacer las obras se va a presentar de nuevo. “No se si tendría pensado lanzar su candidatura o fue en respuesta a esta situación. Me sorprende que despuís de ese hecho haya pensado en lanzar su candidatura”, expresó Debenedetti a InfoBAN.

“Cuando terminó el acto le dije a Enrique García que me había sorprendido y que no compartía la actitud de íl porque me parece que uno no puede como intendente iniciar los hechos de violencia. Ojalá este pensando y el resultado de una reflexión lo lleve a que no puede ser parte de hechos de estas características o a incitarlos”, concluyó el concejal del Radicalismo.

El concejal Gustavo De Benedetti medió entre los vecinos y la “patota” de García para que el conflicto no pase a mayores ya que el acto inmediato de violencia no llegaba a buen puerto. De Benedetti pudo evitar males mayores pero no que le robaran la bandera a los vecinos. Quien se robó el estandarte, para entregarsela a García, fue un puntero del barrio Habana, conocido como “Chicho”. Una vez que la policía se hizo presente en el lugar, los manifestantes recuperaron su bandera y se retiraron del lugar.

Desde Unidos por el Río informaron que “nos estábamos manifestando pacíficamente cuando el mismo intendente con su patota encabezada por Martin Bartol nos agredió violentamente, impotente ante la constante presencia de vecinos reclamando por sus derechos. Repudiamos enírgicamente esta acción antidemocrática y patoteril propia más de barra bravas que funcionarios al servicio del pueblo”.

Asimimo, mediante un comunicado el concejal Carlos Roberto expresó: “repudiamos las agresiones cometidas por personas ligadas al Intendente Municipal contra los vecinos que protestaban pacíficamente. Son un hecho mas en la escalada que veníamos advirtiendo sobre la violencia que ejerce desde el Municipio, siendo los funcionarios y algunos concejales oficialistas participes por consentir con su silencio las sucesivas represiones del personal policial y desde el Municipio siguen contratando policías para proteger a una Empresa. Exigimos se investigue a los responsables materiales y políticos de los hechos”.

Pasado el conflicto, García expresó a los medios: “me persiguen en todos lados, este era un acto para los vecinos, no puede ser. Yo quería sacarles la bandera y que se vayan”.

Fuente: infoban.com.ar