El proyecto elevado hoy por el gobernador Felipe Solá solicita la ampliación del presupuesto del corriente año, en la suma de $1.455,4 millones y la autorización para toma de deuda por $990 millones.De acuerdo a lo expresado por el ministro de Economía, Gerardo Otero, “conceptualmente, se trata en lo esencial de una ampliación presupuestaria integral, toda vez que contempla incrementos en los gastos y su correspondiente financiación”. En efecto, la Ley propiciada eleva en $1.455,4 millones el nivel de erogaciones para el ejercicio en curso, suma que ha de ser cubierta con un incremento de $465,4 millones de los ingresos tributarios y no tributarios, y por $990 millones de toma de deuda.

En su aspecto general, el esquema del proyecto de Ley eleva en $1.455,4 millones el nivel del gasto y pide autorización para una toma de deuda adicional de $990 millones. El gasto en personal insume este año $1.126,9 millones adicionales.

El aumento en las erogaciones, de $1.455,4 millones, representa el 6,5% de los $22.418 millones autorizados por el Presupuesto 2006. El grueso del incremento -$1.126,9 millones- corresponde a gastos en personal, suma que incluye los aumentos en los salarios de los agentes públicos provinciales otorgados desde marzo del corriente año y gastos en personal por la expansión de la planta, a fin de cubrir mayores requerimientos sobre áreas del Gobierno que prestan servicios esenciales a la comunidad, y para las cuales el Presupuesto 2006 contempló la pertinente creación de cargos.

El resto de las mayores erogaciones totalizan $328,5 millones destinados a otros gastos corrientes y a inversiones en bienes de uso. Dentro de ellos resaltan $123,2 millones para subsidios educativos de la enseñanza no oficial, debido principalmente a la política salarial.

El total de recursos tributarios provinciales y de jurisdicción nacional estimados para el corriente ejercicio ascendería a $20.159,8 millones, lo cual representa una mejora con relación al presupuestado del 2,4%, es decir aproximadamente unos $465,4 millones adicionales. La recaudación propia aportaría unos $10.753 millones, mientras que las transferencias nacionales alcanzarían a $9.406,4 millones.

El ministro Otero dedicó un párrafo especial al comportamiento de la administración tributaria, al señalar “la recaudación propia representa un importante aumento, de casi el 25,2%, respecto a los $8.591,6 millones ingresados durante 2005. Dicha expansión supera notoriamente al 11% de inflación anual con que se espera cerrar el año 2006 (promedio de la variación de los precios minoristas y mayoristas); y al 19,5% estimado como expansión del producto bruto nominal durante 2006, comparado con 2005”

En su estimación inicial, la recaudación tributaria provincial ascendía a $10.975 millones, cifra que implicaba un aumento del 27% respecto a la de 2005. La necesidad de ajustar parcialmente dichas normas a fallos judiciales dictados durante el año 2006, llevan a estimar una caída relativamente leve del 2%, implícita en los $221,9 millones citados.

“Las cifras expuestas, aún con el ajuste mencionado, no hacen más que demostrar el íxito sustantivo de la gestión de recaudación de impuestos, a la cual acompaña el grueso de los contribuyentes. Resulta notoria en sus resultados reales la presión que se ejerce especialmente sobre los grandes y medianos contribuyentes” agregó el ministro. .

Con relación a las transferencia nacionales, el ministro Otero afirmó “es dable señalar que si bien los fondos transferidos desde el ámbito nacional resultan crecientes en el tiempo, la conformación de los distintos regímenes de coparticipación ha ocasionado que la Provincia registre una merma constante en la participación relativa respecto del total de las jurisdicciones provinciales, estimándose que dicha participación pasará de 21,3% en 2005 a 20,9% en 2006, continuando una sostenida tendencia decreciente. En este aspecto, cabe reiterar que la Provincia posee asignadas sumas fijas en un conjunto importante de regímenes, siendo las remesas previstas por el artículo 104º de la Ley de Impuesto a las Ganancias (ex Fondo de Reconstrucción del Conurbano) las que generan la situación de mayor perjuicio relativo, dado que en el momento de su establecimiento la Provincia percibía el 10% del producido del impuesto mencionado, y a partir del tope de $650 millones, ese porcentaje ha venido disminuyendo a favor del resto de jurisdicciones provinciales, llegando este año a valores cercanos al 2%”.

El endeudamiento adicional, cuya autorización se pide a la Legislatura, se lo estima en $990 millones, lo que totaliza para el año un monto de $3.490 millones. Al respecto el ministro Otero señaló: “en definitiva el total de autorización de endeudamiento solicitado para este año a la Legislatura constituye una cifra similar a los servicios de deuda que la provincia debe afrontar durante el año 2006”.

(Foto Achivo)

Fuente: infoban.com.ar