Los shoppings argentinos, que facturan más de 4.600 millones de pesos anuales en ventas, serán anfitriones del Tercer Congreso Internacional de ese rubro en el hotel Sheraton, de Pilar.Argentina cuenta con 57 shoppings y 49 de ellos están asociados a la Cámara Argentina de Shopping Centers, recordó el
flamante titular de la entidad, Santiago Blaksley en diálogo con Tílam quien indicó que en los próximos meses se inauguran ocho
centros más en Capital, zona norte y el interior del país.
Dijo que en estos centros comerciales trabajan 62 mil personas y cuantificó que son 270 millones los visitantes anuales que
concurren a los shoppings argentinos, en tanto que se calcula que los visitantes mensuales suman 23 millones de personas.
Según Blaksley, los shoppings constituyen el 15 por ciento de la venta minorista en la Argentina y tienen una capacidad
instalada de 7 mil puntos de venta para marcas de primer nivel, distribuidos en 2 millones de metros cuadrados.
El directivo comercial comentó que en el ámbito capitalino se debe actualizar la legislación vinculada con los centros
comerciales porque no existe una normativa “específica” para el sector.
“En los últimos 10 años los desarrolladores invirtieron 3.400 millones de pesos en construir estos emprendimientos y actualmente
se está implementando un nuevo formato de shoppings, más pequeño, situado cerca de los supermercados y los bancos con una capacidad para 25 a 50 locales”, comentó.
Respecto del Tercer Congreso Internacional del sector, dijo que en íl se presentarán las nuevas tendencias a nivel mundial,
los cambios en las necesidades de los consumidores, oportunidades de negocios y la expansión de las marcas.
El congreso estará dirigido a desarrolladores de centros comerciales, administradores, gente del real state, constructores,
decoradores y diseñadores, entre otros, comentó.
En la Argentina los locales de los shoppings se alquilan y el alquiler es un poncentaje de la venta del negocio.
“Entre el 70 y el 80 por ciento de los locales de indumentaria de los shoppings argentinos” adhirieron a la campaña de
abaratamiento de precios alentada por el gobierno, según Blaksley, quien dijo que “se siguen incorporando marcas”.

Fuente: infoban.com.ar