Vecinos del Barrio Las Flores relizaron un corte total en Melo y Panamericana en reclamo al municipio por la paralización de las viviendas del Plan Federal; hace un mes y medio fueron recibidos por el intendente Enrique García, quien responsabilizó al gobierno Nacional por no “bajarles el dinero”.

Los manifestantes del barrio Las Flores ubicado en Florida piensan “continuar con el corte hasta no obtener una respuesta concreta”. Hace un mes y medio, el reclamo fue frente a la Quinta Presidencial y marcharon hasta el municipio de Vicente López, donde Hugo Cuba, uno de los delegados del barrio junto a otros vecinos, fueron atendidos por el intendente, quien no planteó una posible solución del asunto.

“El intendente dijo que iban a seguir trabajando para que Nación les baje la plata, pero no nos garantizó que las obras iban a seguir”, declaró para InfoBAN Hugo Cuba en esa oportunidad.

El Plan Federal de Viviendas comprende la construcción de 577 viviendas, para las 1500 familias que viven en el barrio, pero tan solo fueron construidas 172.

En los últimos tiempos se han agravado profundamente las necesidades de los que allí viven: falta de trabajo para una buena parte de jóvenes y adultos, poca y cada vez menos atención en los hospitales de la zona y precarización de los comedores escolares (sumado a la falta de útiles en general).

Dentro del barrio hay calles internas por donde circulan por el suelo unos “canales” de desagüe. Pero no hay redes cloacales, lo que produce un excesivo tránsito de materia fecal y residuos que emergen a la superficie del barrio.

“Las “veredas” están tapizadas con caca de perro. Hay lugares en donde se acumula la basura. Allí juegan los niños. Las viviendas son todo lo precarias que se puede encontrar en una villa y muy estrechas. En una habitación llegan a convivir tres generaciones. Por eso es un drama los días de lluvia y mucho frío, pues no se puede salir de ellas y es un loquero estar allí todo el día encerrado”, declaran los residentes del barrio a los que se les había prometido la instalación de nuevas viviendas en el marco del Plan Federal de Viviendas.
Ahora el barrio cuenta con un comedor comunitario, logrado con donaciones de otros vecinos. “Lo que hace falta lo ponemos entre todos los participantes: hay veces que es el pan, la leche, las verduras, depende de cada día, por que no hay donaciones fijas. La participación de algunos de los vecinos. La visita de un mídico para hacer un relevamiento mínimo de la situación sanitaria”, declaran.

Fuente: infoban.com.ar