El Gobierno nacional decidió, a travís de un decreto, aumentar el tope salarial de funcionarios públicos que rige para ministros y secretarios de Estado, una medida que determinó una mejora del 59%Este aumento, en sintonía con los conquistados por gran parte de los trabajadores privados en los últimos meses, significa un incremento del 59 por ciento para el jefe de Estado y sus colaborares.
Los salarios de los integrantes del Poder Ejecutivo recibieron una suba superior al promedio de los trabajadores argentinos, que en su gran mayoría lograron el 19%, tras duras negociaciones en las paritarias.
El Decreto establece que el Presidente pasará a cobrar 9.500 pesos, el vicepresidente 9.000, los ministros del Poder Ejecutivo 8.000 y los secretarios de Estado, 6.000 pesos, en todos los casos con un índice de aumento que alcanza casi el 60 por ciento.
Asimismo, tambiín se incrementaron los gastos protocolares, los viáticos y adicionales que deben cobrar los funcionarios para las tareas que desempeñan cotidianamente.
Recientemente Kirchner en un acto justificó la intención que con este decreto se consolida “para algunos el aumento de tarifas no es inflacionario, pero sí es inflacionario el aumento de sueldos. Para nosotros lo fundamental es el aumento de sueldos que le devuelve la recuperación y el poder adquisitivo al pueblo argentino.” aunque estas declaraciones las realizó en un acto en medio de las paritarias que finalmente obtuvieron como resultado un incremento del 19%.

Fuente: infoban.com.ar