Así lo expresó esta mañana la fiscal de San Isidro Gabriela Baigún, encargada de llevar adelante la acusación contra el empresario, que ingresa en su quinta jornada de juicio por el crimen de SchenoneBaigún consideró que la situacion de Horacio Conzi  es “cada vez más complicada”, puesto que desde que se inició el proceso “se viene probando cada uno de los presupuestos que había en la instrucción”.
Ayer la funcionaria había expresado que la causa está colmada de “elementos llamativos y significativos” y aseguró que “uno no pierde la capacidad de asombro” por estos hechos.
En tanto hoy será el turno, en el marco de la quinta jornada del juicio que se lleva a cabo en los tribunales de San Isidro, de los testimonios de  Lorena Cabañas y María de los Angeles Galván, quienes trabajaban como empleadas de limpieza durante la madrugada en que se produjo el crimen.
Al tírmino esta prevista  la declaración de otros tres trabajadores del complejo “Dallas”, cuya presencia fue solicitada por la fiscalía ya que no declararon en la etapa de instrucción.
Durante la tarde será el turno de el gerente del gimnasio de Dallas, Juan Carlos Salinas; el empleado de seguridad, Fernando Martínez; el encargado del valet parking, Híctor Feser; y el encargado general del restaurante, Marcelo Reymer.
Tres clientes habituales de Dallas cerrarán la jornada de testimonios, que ayer sumó tres declaraciones  desfaborables por parte testigos de identidad reservada, que admitieron haber visto esa madrugada cómo el empresario salía con su camioneta Cheroquee 4×4 luego de que Marcos, Paula Alonso, Gisella Carabetta y Gustavo Pacheco, fueran echados del restorán de los Conzi.

Fuente: infoban.com.ar