Además de los consejos del gobierno en torno al ahorro, la empresa Gas Natural BAN publicó diez consejos para evitar la inhalación de monóxido de carbono en hogares por instalaciones deficientes.Aunque todo parece resumirse a una sola frase, “sólo los gasistas matriculados pueden hacer o modificar una instalación de gas”, la compañía distribuidora dio algunas recomendaciones a tener en cuenta para calefaccionarse en estos días en que las temperaturas descienden.
Así, aunque parezca fácil y el jefe de la casa “se dí maña para todo”, recuerde que la vida de su familia depende de este y otros puntos a tener en cuenta:
“Si detecta una anomalía en sus aparatos o en su instalación, deberá avisar al servicio tícnico del fabricante o a un gasista matriculado para que lo corrija”, destaca el informe.
“Periódicamente haga que un gasista matriculado revise su instalación y sus aparatos de gas”, “No obstruya las rejillas de ventilación”, “Si realiza un cerramiento en balcones o terrazas, no olvide abrir las rejillas de ventilación” y “El tubo de salida de productos de la combustión es fundamental para el buen funcionamiento de los aparatos que lo necesiten. Haga que se lo instale personal especializado, siguiendo la normativa vigente”, “Vigile el estado de la instalación”, son algunas otras.
“En ausencias prolongadas, cierre la llave de paso del gas de su vivienda”, “El buen estado de la llama (estable y azul) asegura que se está produciendo una buena combustión” y “Evite que se apague la llama de las hornallas mientras cocina. Si el humo de la llama tiñe las cacerolas, avise al servicio tícnico del fabricante del aparato”, tambiín son parte de las recomendaciones. “Asimismo, en caso de que se sienta olor a gas en la casa, se recomienda no accionar interruptores, fósforos, velas, ni aparatos elíctricos. Y, por supuesto, no fume”, “Abra puertas y ventanas para que la habitación se ventiley seguidamente cierre las llaves de paso de los aparatos y la llave general” y “Llame al Centro de Atención de Urgencias de Gas Natural BAN -al telífono 0810 888 1137- y no vuelva a abrir la llave de paso hasta haber reparado la instalación o el aparato averiado”, son las restantes.
El monóxido de carbono
El monóxido de carbono es un gas producido por la combustión incompleta de los combustibles y el mayor peligro radica en la imposibilidad de su detección a travís de los sentidos.
El monóxido de carbono es incoloro, inodoro e insípido, aunque suele creerse erróneamente que es detectable a travís del olfato.
Una de las causas de su origen estí en el mal estado de las instalaciones, insuficiente ventilación o instalación de artefactos en lugares inadecuados.
El monóxido de carbono, se combina con la sangre a travís de los pulmones mucho más fácilmente que el oxígeno.
De acuerdo con el tiempo de exposición puede provocar desde dolores de cabeza, desmayos y hasta la muerte.

Fuente: infoban.com.ar