El presidente Nístor Kirchner auguró un lugar central en la historia para el proyecto de la “Concertación Plural”, al que dijo que se dedicará a reforzar y ampliar cuando abandone la primera magistratura.
“No voy a hacer como otros dirigentes políticos que dijeron ‘me retiro’: esto no es un oficio predeterminado, es una cuestión de vida y de vocación y uno no se retira nunca”, reiteró además el presidente, durante un acto de anuncio de obras para San Isidro.
No obstante, Kirchner aclaró sobre a su idea de cómo se ejerce la política: “Lo que no se puede es ser funcionario toda la vida” y volvió a insistir que “lo importante es contribuir desde donde uno puede”, en su caso, desde el espacio de la Concertación Plural.
“De presidente uno trabaja un tiempo en la historia, como argentino trabaja toda la vida y me verán trabajando por la concertación plural toda la vida”, prometió Kirchner en un discurso de más de veinte minutos en el que pronosticó “un mejor gobierno” a partir de la asunción de su esposa, Cristina Fernández.
El jefe de Estado, rodeado de parte de su gabinete, el vicepresidente Daniel Scioli y el presidente de la Cámara de Diputados, Alberto Balestrini, anticipó que la gestión de Cristina pondrá el acento en el mejoramiento de la salud pública y en la creación de un nuevo marco institucional.
Tras repasar las cifras positivas de la economía, el presidente recordó a San Martín y Belgrano por su patriotismo, a Moreno en su condición de periodista y a Yrigoyen, Perón y Evita por su capacidad transformadora.
Kirchner recalcó que “de todos los que se presentaron (a las presidenciales) de 2003, el único que no es candidato, aún con la posibilidad de reelección, soy yo, salvo excepciones por cuestiones biológicas”.
“Hablan de renovación política pero ellos son candidatos de nuevo. Creo que en esto hay que dar mensajes claros: los que hablan de renovación son los mismos”, dijo Kirchner y recordó que “incluso uno que hablaba de ítica y moral, terminó resultando que ni título (universitario) tenía”, dijo en alusión al candidato a gobernador, Juan Carlos Blumberg.
El motivo del acto fue el acuerdo para la concreación de importantes obras para San Isidro, entre las que se cuentan la construcción de las redes domiciliarias cloacales para Boulogne y Villa Adelina, así como la construcción, dentro de los planes de urbanización de villas y asentamientos, de 850 nuevas viviendas para los barrios La Cava, Sauce y San Cayetano, de Beccar, así como tambiín el mejoramiento de otras 2.800 viviendas en sectores aledaños.
Durante el acto, el jefe del Estado dio un público respaldo al jefe comunal sanisidrense, recordó al ex intendente Melchor Posse (“quí feliz sería tu “viejo”, Gustavo”) y destacó la Concertación Plural.
“El no haber renunciado a mis convicciones me llevo a encontrarme con gente como vos, Gustavo (Posse) y como todos los que están aquí. Estoy muy agradecido al pueblo argentino que me permitió ser Presidente. Estoy agradecido al pueblo de San Isidro porque cada vez que fui, me recibió como si fuera un vecino más. Y eso tiene un valor incalculable. Así que, Gustavo, ¡fuerza!, ¡adelante!; adelante amigos y representantes de las organizaciones sociales de San Isidro, tengan muchísima fuerza. Tienen un hermoso lugar, con hermosa gente y me tocó ver de San Isidro, lo floreciente y lo que ustedes están levantando para que se termine con esa aguda diferencia porque los argentinos tenemos que vivir en solidaridad y con inclusión social y justicia”, concluyó el primer mandatario.

Fuente: infoban.com.ar