La sucursal Acassuso del Banco Río, que fue el viernes de la semana pasada escenario del espectacular asalto reanudará hoy su actividad normal de atención al público con empleados de otras sucursales.El vocero del Banco Río, Juan Pablo Franco, destacó que la entidad “confía absolutamente en sus empleados” y que les otorgó una licencia para que puedan reponerse de la traumática situación vivida.
La sucursal bancaria situada en avenida del Libertador y Perú, de Acassuso, abrirá las pruertas al público a las 10, luego de casi una semana de mantener su actividad restringida sólo a la atención de los damnificados por los saqueos a las 145 cajas de seguridad.
Los empleados que estarán a cargo de la atención al público serán de otras sedes bancarias vecinas, debido a que los trabajadores de esa sucursal que fueron víctimas del asalto están actualmente de licencia.
“El personal que fue rehín está traumatizado”, motivo por el cual “está en su casa con licencia porque queremos ayudarlo a que se recupere”, explicó Franco. El vocero añadió que sólo la gerente de la sucursal, quien estaba de licencia el día del asalto, retornará a sus actividades.
Respecto de los damnificados por el robo a las cajas de seguridad, Franco dijo que ya fueron contactados casi todos, aunque aún resta localizar “a dos o tres” que presumiblemente se encuentran en el exterior del país.
En tanto, investigadores judiciales y policiales continuaban con la pesquisa tendiente a localizar a los autores del asalto”más audaz” de la historia criminal argentina y a tal fin analizaban las imágenes de ístos que fueron registradas por el sistema de seguridad del banco.
Esas imágenes están en poder de la Justicia y de la policía para determinar si, como se sospecha, la banda está ingrada por miembros de alguna fuerza armada o de seguridad, e incluso de algún servicio de inteligencia.
Según trascendió, los autores del asalto son hombres de unos 35 años que entraron a la entidad disfrazados pero a cara descubierta hasta que se colocaron medias para cubrir sus rostros y que, pese a estar armados, no utilizaron la violencia con sus 23 rehenes.
Ante la falta de precisiones respecto al lugar por donde salieron del acueducto de la calle Perú, los peritos volvieron a recorrer ayer el túnel y las ramificaciones con el objeto de establecer si el lugar de escape fue alguna casa cercana a la que pudieron acceder por otro túnel.

Fuente: infoban.com.ar