El intendente de Morón, Lucas Ghi, reiteró sus reclamos para ejercer la “jefatura de la Policía” bonaerense en su distrito, como una de las medidas para mejorar la seguridad en el Gran Buenos Aires.
Ghi, quien sucedió en el cargo a Martín Sabatella cuando el representante de Nuevo Encuentro asumió como diputado nacional, manifestó su “decisión política de conducir institucionalmente a la policía de mi distrito”.
“Morón cuenta con las capacidades tícnicas, operativas y funcionales para mejorar el trabajo policial y yo tengo la decisión política de ejercer el mando y el control institucional de la policía bonaerense”, advirtió el jefe comunal.
Ghi analizó la situación en una reunión que mantuvo con el ex interventor de la policía aeroportuaria y ex vice ministro de Seguridad bonaerense, Marcelo Saín, con quien milita en Nuevo Encuentro.
En ese sentido, el jefe comunal sostuvo que es necesario “descentralizar el 911 para que los llamados de los vecinos suenen en Morón, en nuestra central, y no en la ciudad de La Plata”.
“Necesito contar con el poder político que me permita ejercer el control de los patrulleros y los policías que deben estar en las calles”, acotó.
La intendencia recordó que Morón cuenta con 84 cámaras de seguridad en la vía pública monitoreadas desde la Central de Monitoreo y Coordinación de Emergencias que funciona las 24 horas, coordinadas con el sistema municipal de ambulancias, Defensa Civil y bomberos.
Además, cuenta con un sistema de seguimiento satelital de cada uno de los patrulleros de la Policía bonaerense que deben controlar las 31 cuadrículas del distrito.
“La democracia de proximidad que representan los gobiernos locales deben servir para satisfacer las demandas sociales y, en materia de seguridad, podemos lograrlo si puedo ser el jefe de la policía distrital”, añadió.

Fuente: infoban.com.ar