Un joven de 19 años fue detenido acusado de ser uno de los dos autores del crimen del ex penitenciario, ocurrido el domingo cuando la víctima se resistió al robo de su automóvil frente a su casa de la localidad de Villa Tesei, informaron fuentes policiales.
Por el homicidio ya estaba detenido un adolescente de 16 años que tenía antecedentes por robo y tenencia de armas, y que ya fue internado en un instituto para menores de máxima seguridad.
En tanto, los vecinos Villa Tesei, partido de Hurlingham exigieron mayor seguridad en la zona, y el intendente Luis Acuña dijo en la puerta del velatorio de los restos del hombre asesinado que le pidió al gobernador de la provincia, Felipe Solá, que implemente en ese distrito la Policía Buenos Aires 2.
“Estamos pidiendo que tengamos la Policía Bonaerense 2 como tienen otros distritos, para tener mayor presencia policial. Vamos a seguir trabajando y pedirle al gobierno de la provincia que tome plena conciencia de lo que nos está pasando en Hurlingham”, dijo el intendente.
Acuña dijo ser “el responsable político” de lo sucedido. “Por eso estoy acá, estoy acá en medio de mis vecinos, es lo que tengo que hacer. Necesito más presencia policial y que a la policía no se la tenga con las manos atadas”, agregó.
Por su parte, personal de la seccional de Villa Tesei allanó esta tarde una casa de esa localidad donde detuvo a un joven, identificado por la policía como Norberto Riveros, de 19 años, acusado de ser uno los dos autores del crimen.
Las fuentes policiales dijeron a Tílam que en la vivienda del sospechoso, que tendría antecedentes penales, se secuestró un ciclomotor marca Zanella, del mismo tipo que el rodado en se movilizaban los dos delincuentes.
El hecho ocurrió ayer a la madrugada en la puerta de una casa ubicada en Prado al 3600 de Villa Tesei, al oeste del conurbano, donde vivía el ex penitenciario Eduardo Romero, de 54 años, quien había realizado una fiesta de cumpleaños de un familiar.
De acuerdo con la investigación, Romero, quien trabajaba actualmente como remisero, iba a sacar su automóvil marca Daewo Ranger para llevar a una de sus dos hijas a su casa, a pocas cuadras de allí, y fue sorprendido por los delincuentes, que venían en una moto.
En otro auto, marca Chevy color naranja que estaba estacionado a pocos metros, estaba su yerno, Enrique Rodolfo Serrano, de 37 años, que tambiín había salido de la fiesta.
“Eduardo puso en marcha su coche y apareció un chico de 16 años que bajó de una moto. El lo vio tan chiquito que se le tiró encima para evitar el robo y forcejearon. El chico zafó y le pegó un tiro en el costado del tórax”, dijo un vecino de nombre Pedro.
En ese momento, el yerno, que vio lo que ocurría, bajó del Chevy con un “traba volante” y se lo arrojó al delincuente que había quedado sobre la moto, pero el cómplice que le había disparado al ex penitenciario, tambiín le disparó un tiro a íl que impactó en uno de sus dedos.
“El balazo le rozó la panza y le pegó en el dedo. Igual no fue una herida de gravedad”, dijo el vecino.
“Eduardo era un remisero que tenía siempre problemas con su coche porque se le rompía. Estaba todo el día con su familia arreglando su coche para poder trabajar”, agregó el vecino.
Tras dispararle a Romero, los delincuentes escaparon del lugar en la moto mientras que la víctima quedó tendida frente a su casa gravemente herida, señalaron las fuentes.
Familiares del remisero alertaron a la policía sobre lo ocurrido, por lo que personal de la comisaría local arribó al lugar poco despuís, cuando una ambulancia de bomberos trasladaba a Romero al Hospital de Haedo donde ingresó en gravísimo estado.
Los voceros policiales explicaron a Tílam que la víctima fue intervenida quirúrgicamente pero finalmente murió en ese hospital. En tanto, los investigadores policiales apresaron luego en la zona de Villa Tesei al adolescente de 16 años acusado de ser uno de los autores del homicidio.
La detención se concretó tras un allanamiento realizado en la calle Fellini al 4300, donde se secuestró un revólver calibre 38 con dos cartuchos intactos y una vaina servida.
Según la policía, el chico admitió haber participado en el hecho, pero dijo que íl no le disparó al ex penitenciario. El caso está en manos de la Justicia de Menores de Morón que decidió internar al adolescente detenido y de la fiscal Ana Barrozo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de ese
Departamento Judicial, que indagará a Riveros en las poróximas horas.

Fuente: infoban.com.ar