Un diputado bonaerense presentó un proyecto de ley para mejorar la calidad alimentaria y evitar la obesidad infantil. Buscan prohibir en los colegios la venta de alimentos desfavorables para la dietaUn proyecto de ley que preví que no se vendan golosinas en las escuelas durante los recreos y se promueva el consumo de frutas y verduras, para mejorar la calidad alimentaria de los niños y evitar la obesidad infantil, fue presentado por un diputado bonaerense.
El proyecto de ley, que fue elaborado por el diputado radical bonaerense Luis Bruni, e ingresó en las últimas horas en la Legislatura provincial, prohíbe la venta en los colegios de alimentos que puedan provocar obesidad, teniendo en cuanta que según las estadísticas en Argentina, el 9,2 por ciento de los menores de 5 años tienen exceso de peso. 
El proyecto propone crear un Programa Provincial de Lucha contra la Obesidad Infantil y Adolescente, para “promover la alimentación saludable en este segmento y crear conciencia sobre las consecuencias de esta afección”.
“Para combatir la obesidad infantil la provincia de Buenos Aires tendría que determinar la promoción del consumo de frutas, verduras y lácteos”, detalló el legislador.
Propone que se capacite a los docentes y asistentes sociales para la detección temprana de la obesidad infantil y adolescente y se incentive la práctica de deportes.
Bruni remarcó que “los chicos hacen menos actividad física, comen más embutidos, papas fritas, golosinas y gaseosas, por lo que la ingesta de calorías es superior al gasto energítico”.
“El proyecto promueve el consumo de frutas, verduras y lácteos, mientras que le da facultad a la autoridad de aplicación para que establezca los alimentos que se podrán vender en los colegios, de acuerdo a su calidad nutricional, y prohíbe la venta de los que sean considerados desfavorables para ser incluidos en la dieta de los menores”, precisó.
La iniciativa tambiín limita la comercialización de “productos que contengan figuritas, stickers o juguetes que incentiven al consumo de alimentos que no sean propios de la dieta”.
Según una encuesta oficial, en la Argentina el 9,2 por ciento de los menores de entre 6 meses y 5 años padece obesidad infantil y en la provincia de Buenos Aires la cuarta parte de la población infanto-juvenil presenta exceso de peso.

Fuente: infoban.com.ar