Los homicidios dolosos consumados disminuyeron un 8,9 por ciento en la provincia de Buenos Aires en 2017 respecto del año anterior, mientras que bajaron un 10,9 por ciento los apremios ilegales y torturas, a la vez que se redujeron los casos de secuestro extorsivo y hurto agravado de vehículos, según un informe de la Procuración bonaerense.
El procurador General, Julio Conte Grand, dio a conocer hoy en una conferencia de prensa el informe que indica que hubo 93 víctimas menos de homicidio doloso (con intención) en 2017 y que el total de ese tipo de delito -entre consumados y en grado de tentativa- se redujo un 9,4 por ciento.

Conte Grand indicó además que en las Estadísticas y el Informe de Delitos Dolosos de 2017 -publicados en la web del Ministerio Público Fiscal en los links www.mpba.gov.ar/informes y www.mpba.gov.ar/estadisticas- se registró un crecimiento en la persecución del narcomenudeo, ya que hubo un 9 por ciento más de actuaciones en el segmento de la comercialización.

“Los resultados correspondientes al año 2017 nos dicen que hubo una reducción significativa en delitos sensibles”, dijo el jefe de fiscales al dar a conocer la disminución de un 10,9 por ciento de los casos de torturas y apremios ilegales y de la reducción de la tasa de causas iniciadas en el Fuero Penal Juvenil de 158,17 a 152,91 cada 100.000 habitantes.

Para el procurador “es interesante analizar lo que pasa en 2016 y 2017”, ya que hubo “una reducción del homicidio en general”.

Puntualmente sobre los homicidios dolosos, el procurador indicó que se registraron 979 hechos consumados, lo que arroja 96 casos menos (8,9 por ciento) si se comparan los 1.075 registrados en 2016.

En la misma línea, la tasa anual de víctimas de homicidios dolosos consumados para la provincia en 2017 fue de 6,05 por ciento cada 100.000 habitantes, lo que muestra “una disminución estadísticamente significativa”, explicó Conte Grand.

Fuente: infoban.com.ar