Seis de cada diez personas consideran probable cumplir con las normas de aislamiento impuestas debido a la pandemia de Covid-19, pero a la vez encuentran motivos para salir de sus hogares.

Así se desprende de los resultados del último Índice de Propensión al Riesgo en Salud (IPRIS), tercer informe sobre el impacto del aislamiento social en el país elaborado por la Fundación Bunge y Born.

De acuerdo con el informe, la adhesión a la cuarentena se mantiene alta, ya que 4 de cada 5 argentinos siguen apoyándola, mientras que el temor a contagiarse de coronavirus aumenta en el GBA y el interior de la provincia de Buenos Aires.

Según se destacó, los encuestados indicaron que mantienen un altísimo nivel de cuidados e higiene.

La muestra se realizó entre el 17 de junio y el 1 de julio con el objetivo de entender la evaluación de riesgo que los ciudadanos hacen respecto a la probabilidad de contagiarse de Covid-19 y a la necesidad de mantener la cuarentena.

El relevamiento se efectuó mediante encuestas completas a teléfonos celulares, realizadas a personas mayores de 15 años, en todo el territorio nacional, entre el 23 de abril y el 1 de julio de 2020. La primera etapa comprendió 4.857 casos; la segunda 5.023 y la tercera 2.787 casos.

Cerca del 54% de los encuestados no cree probable enfermarse de coronavirus, y se registra una mayor creencia al contagio en las personas sin hábitos saludables.

En cuanto a la necesidad de salir a trabajar, se observa un aumento a lo largo del tiempo, especialmente en aquellos con nivel educativo primario y secundario, y entre los menores de 60 años, en aquellos sin enfermedades previas y sin hábitos saludables.

“Esta variación es aún más pronunciada en el interior de la provincia de Buenos Aires”, se indicó en el informe.

Sin variaciones a través del tiempo, es decir, manteniéndose estable, el lavado de manos se muestra como un hábito con alta incorporación por parte de la mayoría de los entrevistados, con mayor adhesión en aquellos con costumbres saludables.

La aceptación mayoritaria sobre la razón de ser de la cuarentena continúa siendo alta, un 91%, aunque creció la percepción del aislamiento como una medida “autoritaria e innecesaria”, que pasó de 5.4% a 9.7%.

Ocho de cada diez entrevistados encuentran algún tipo de riesgo en salir de sus hogares, aunque se observan diferenciaciones regionales respecto a la evolución de la percepción del riesgo: en el AMBA, por ejemplo, se tienden a polarizar las percepciones (“muy riesgoso” vs. “nada riesgoso”), mientras que en el interior de la provincia es marcado el crecimiento de las posturas moderadas respecto a la percepción del riesgo.

En el informe se señala como notorio que “6 de cada 10 consideran probable cumplir con las normas de aislamiento pero a la vez presentan motivos para salir de sus hogares, es decir, muestran una contradicción entre su voluntad de cumplir y las necesidades concretas de salir del hogar”.

El 55% de los encuestados no se sienten identificados con la necesidad de salir de casa para pasear, distraerse y/o hacer ejercicio mientras que un 37% sí se sienten identificados.

“Salir de la casa para distraerse, pasear o hacer ejercicio puede ser pensada como una variable indicadora de necesidad psicológica. Al cruzarla con los distintos niveles educativos, se observa una disminución estadísticamente significativa de la necesidad de salir en todos los niveles, y que la necesidad de salir se manifiesta más fuerte en los extremos del nivel educativo”, se indicó en el informe.